Presidentes de cuatro países y autoridades de alto nivel participarán en Hábitat III

Quito (Ecuador).- Los presidentes de Venezuela, Bolivia, Chile y Costa Rica figuran entre los mandatarios que participarán en la Conferencia de la ONU sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Hábitat III, que se desarrollará en Quito entre el 17 y el 20 de octubre, así lo anunció la ministra María de los Ángeles Duarte.Asimismo, comentó que el próximo fin de semana llegará a la capital ecuatoriana el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, estará el sábado en la ceremonia de izada de la bandera de las Naciones Unidas en una zona de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CEE), en el centro-norte de Quito.

En la CEE, su aledaño parque conocido como El Arbolito y en zonas de la Asamblea Nacional se desarrollará la reunión de Hábitat III, así como diferentes exposiciones, entre otras actividades.

Por su parte, el ministro coordinador de Seguridad, César Navas, dijo que el viernes próximo se conocerá el número total de altas autoridades extranjeras que participarán en la cita y que hasta el momento hay once confirmaciones “entre jefes de Estado y presidentes y autoridades que tienen los mismos niveles de cargo que nos van a acompañar en este evento”.

La coordinadora del secretariado de Hábitat III, Ana  Moreno, indicó que a la cita asistirán 150 ministros de distintas ramas de varios países, así como un millar de alcaldes locales y extranjeros.

Añadió que para el encuentro, en el que se desarrollarán 700 eventos, se han acreditado 800 periodistas.

De acuerdo a Moreno, el presupuesto para la realización del Hábitat asciende a 60 millones de dólares, de los cuales 34 corresponden a Ecuador y el resto son aportaciones de distintos países, entre ellos España, con 2 millones, así como México y República Checa con 1 millón de dólares cada uno.

Según Navas, más de 45.000 personas se han registrado para el evento, de las que presume que asistirán unas 35.000, de las cuales 10.000 son extranjeras. LI/El Ciudadano