A través del COIP se garantiza los derechos de las víctimas y su reparación integral

El presidente de la Comisión de Justicia y Estructura del Estado, Mauro Andino Reinoso, recordó que el Código Orgánico Integral Penal garantiza los derechos de las víctimas y su reparación integral a través de distintos mecanismos.

Así en el artículo 77 de la normativa se establece la reparación integral de los daños que radica en la solución efectiva, en la medida de lo posible, al estado anterior de la comisión del hecho y satisfaga a la víctima, cesando los efectos de las infracciones perpetradas. Su naturaleza y monto dependen de las características del delito, bien jurídico afectado y al daño ocasionado.

La restitución integral constituye un derecho y una garantía para interponer los recursos y las acciones dirigidas a recibir las restauraciones y compensaciones en proporción con el daño sufrido.

El cuerpo legal establece las formas no excluyentes de reparación integral colectiva mediante diferentes mecanismos como la restitución, la rehabilitación, las indemnizaciones de daños materiales e inmateriales, las medidas de satisfacción simbólicas y la garantía de no repetición.
La retribución se aplica a casos relacionados con el restablecimiento de la libertad, de la vida familiar, de la ciudadanía o de la nacionalidad, el retorno al país de residencia anterior, la recuperación del empleo o de la propiedad así como al restablecimiento de los derechos políticos.
La rehabilitación se orienta a la recuperación de las personas mediante la atención médica y psicológica así como a garantizar la prestación de servicios jurídicos y sociales necesarios para esos fines.
Las indemnizaciones de daños materiales e inmateriales se refieren a la compensación por todo perjuicio que resulta como consecuencia de una infracción penal y que sea evaluable económicamente.
Las medidas de satisfacción o simbólicas se refieren a la declaración de la decisión judicial de reparar la dignidad, la reputación, la disculpa y el reconocimiento público de los hechos y de las responsabilidades, las conmemoraciones y los homenajes a las víctimas, la enseñanza y la difusión de la verdad histórica.
La garantía de no reparación se orientan a la prevención de infracciones penales y a la creación de condiciones suficientes para evitar la repetición de las mismas. Se identifican con la adopción de las medidas necesarias para evitar que las víctimas sean afectadas con la comisión de nuevos delitos del mismo género.
Fuente: Asamblea Nacional