El exvicepresidente de Ecuador prepara propuesta para presentar ante la ONU

El nuevo enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para temas de discapacidad y accesibilidad, Lenín Moreno, sostiene que deberían emprenderse acciones para tratar de armonizar las normativas internacionales con las leyes nacionales.

“Hay países que no han firmado y muchos que (…) no han ratificado”, expresó el funcionario con respecto a los convenios internacionales sobre personas con discapacidad.

El pasado 19 de diciembre, la organización representada por Ban Ki-moon le dio la nueva designación, que fue catalogada por Moreno como “un reconocimiento de las naciones del mundo”.

Lenín Moreno, quien se desempeñó como vicepresidente de Ecuador durante el periodo 2007-2013, lideró la misión solidaria “Manuela Espejo”, la cual brinda atención integral a todas las personas con discapacidad del país.

Además puso en práctica el programa “Joaquín Gallegos Lara”, que entrega un bono mensual de 240 dólares a los familiares que cuidan a las personas con discapacidad.

El enviado de la ONU señaló que se debería armonizar la investigación científica, debido a que se necesita atender los derechos de los sectores más vulnerables.

“Dejemos de producir juguetes para ricos e impulsemos que la ciencia y la tecnología estén orientadas a soluciones para los sectores más vulnerables, entre ellos los discapacitados”, enfatizó.

El exvicepresidente subrayó que no se pueden garantizar los derechos a los discapacitados, si las ciudades y las instituciones no son amigables con ellos debido a la brecha que aún existe en cuanto a accesibilidad.

Asimismo, manifestó que una persona con discapacidad también empieza a adquirir nuevas capacidades que pueden contribuir al desarrollo nacional.

Moreno aseguró que el éxito de su gestión se debió, principalmente, a la labor encomiable del pueblo ecuatoriano y del Gobierno.

Fuente: El Telégrafo