Virgilio Hernández explicó disposiciones para frenar violencia en escenarios deportivos que se incorporaron en el COIP

En el Programa Hazañas y Personajes del Deporte, de La Radio de la Asamblea, el asambleísta Virgilio Hernández explicó el contenido de su propuesta de reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP), orientadas a enfrentar el problema de la violencia en escenarios deportivos y, en general, en sitios de concentración masiva.

En este diálogo participó el presidente de la Concentración Deportiva de Pichincha, Aníbal Fuentes, quien consideró que “ya era hora” de analizar la raíz del problema y, lo que es más, implementar medidas legales para prevenir hechos de violencia y evitar situaciones extremas e incontrolables, de impredecibles consecuencias, como se ha dado en países vecinos. La temática estaba en la voz de todos, pero nadie hacía nada, agregó.

Mencionó que hasta hace poco tiempo la familia se preparaba toda la semana para asistir a un encuentro deportivo, donde, justamente, la gente disfrutaba del mismo y también confraternizaba, en un ambiente de respeto mutuo. Hoy, en cambio, existe temor de acudir por la actitud de las supuestas barras organizadas, el léxico que ofende la dignidad de las personas, las constantes peleas, a lo que se suma que algunos desadaptados causan destrozos contra bienes del escenario, llevándose incluso partes de las baterías sanitarias, pintan grafitis en las paredes, etc., hechos que merecían un pare.

Clima de paz

Virgilio Hernández aseveró que las reformas penales no intentan, de manera alguna, acabar con la actividad deportiva, sino, por el contrario, que ésta se realice en un ambiente de paz, con las pertinentes seguridades, al informar que se ha establecido que la persona que mate a otra será sancionada con pena privativa de libertad de 22 a 26 años, si la muerte se produce durante concentraciones masivas, tumulto, conmoción popular, evento deportivo o calamidad pública.

La persona que lesione a otra será sancionada de acuerdo con las siguientes reglas: si la lesión se produce durante concentraciones masivas, tumulto, conmoción popular, evento deportivo o calamidad pública, será sancionada con el máximo de la pena privativa de la libertad prevista para cada caso, aumentada en un tercio, agregó.

También, continuó, se determina que la persona que emita boletos o entradas para eventos en escenarios públicos o de concentración masiva por sobre el número del aforo autorizado por la autoridad pública competente, será sancionada con pena privativa de libertad de treinta a noventa días y multa del doble del monto del beneficio obtenido en el evento objeto de la infracción.

Expresó que será sancionada con multa de 75% de un salario básico unificado del trabajador en general y con pena privativa de libertad de 10 a 15 días la o el propietario o administrador de establecimientos en funcionamiento que no cumplan las medidas vigentes de seguridad frente a incendios; la persona que cierre las puertas de emergencia de los establecimientos de concurrencia masiva, que impidan la evacuación de las personas, considerándolas como contravenciones de tercera clase.

Fuente: Asamblea Nacional