En la Asamblea se reivindican los derechos de las personas con discapacidad

El 3 de diciembre no es una celebración, propiamente como interpreta la sociedad en general, sino el reconocimiento a la reivindicación de los derechos de las personas con discapacidad y sus familias, parte fundamental del crecimiento del desarrollo de un país en donde lo único que se busca es equiparar la condición de las personas para tener igualdad de oportunidades, destacó Javier Torres, Vicepresidente del Consejo Nacional de Igualdad de Discapacidades, Conadis en el momento Cívico que realiza la Asamblea Nacional todos los martes.

Agregó que el desarrollo y el trabajo que hacen los poderes del Estado ha trascendido fundamentalmente en un proceso de construcción de vida, de construcción de característica de los seres humanos desde lo más profundo. “No somos diferentes, somos seres humanos diversos, no somos personas con capacidades especiales, ni capacidades diferentes, somos personas con discapacidades, todos tenemos capacidades especiales y todos tenemos capacidades diferentes”, subrayó.
En este acto cívico, también intervino la asambleísta María Cristina Kronfle, presidenta el Grupo Parlamentario por los Derechos de las Personas con Discapacidad, quien habló de la discapacidad desde su propia vivencia. A su criterio el 3 de diciembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, es un día para celebrar, sin olvidar las luchas pendientes, en donde hay mucho por hacer.
Recalcó que los compromisos y los esfuerzos como país nos invitan a celebrar, porque existe la solvencia moral, como nación de poder decir que aquí se vive permanentemente el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, en donde se hace posible los derechos de este grupo de atención prioritaria.
Señaló que el gran desafío es que las personas con discapacidad tengan mejores condiciones de vida a lo largo del tiempo y, en representación del millón seiscientas mil personas con discapacidad en el país, agradeció que sea solemne su día, reconocido con alegría y entusiasmo y sobre todo que desde la Asamblea Nacional se hagan esfuerzos en todas las leyes para que el enfoque de la discapacidad sea reconocido y esté presente.
Mientras que la antropóloga Fabiola Reyes, funcionaria de la Asamblea Nacional, citó la frase de Eduardo Galeano, pensador latinoamericano, “la caridad es humillante, porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo…” e hizo hincapié a la solidaridad y el respeto como valores intrínsecos al ser humano y el reconocimiento actual a la diversidades. “La solidaridad es la ternura de los pueblos” precisó.
A este acto solemne asistió la presidenta de la Legislatura, Gabriela Rivadeneira, asambleístas, autoridades, funcionarios de la Asamblea Nacional, personas y familiares con discapacidad de la Fundación Tierra Nueva.