Correa resta importancia a supuesta demanda de Noboa en la CIDH

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, restó importancia a la demanda que el bananero Álvaro Noboa habría interpuesto en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en contra del Gobierno Nacional.

El Jefe de Estado sostuvo que Noboa puede decir cualquier cosa ante la CIDH. Pero ese tema, aseguró, le tiene sin cuidado al Gobierno porque no ha existido ningún intento de persecución política, sino únicamente el accionar necesario para que el “magnate” petrolero pague las deudas que mantiene con el Fisco ecuatoriano.

En efecto, no se ha atentado contra el ser humano, sino que se trata de un problema de capital, de un problema de impuestos.

El Mandatario también criticó el rol de la CIDH en los últimos tiempos, pues existe un antecedente de intromisión en las decisiones soberanas del Ecuador, como el informe descontextualizado de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión o el apoyo a diario El Universo, en el juicio por los hechos del 30S.

“Esa Comisión se ha convertido en una “quinta instancia” en el país, porque técnicamente tenemos cuatro instancias en Ecuador. La primera, la segunda, casación, recursos constitucionales, y una quinta instancia sería la Comisión. ¡Se acabó la soberanía del país! Ya no pueden decidir las cortes porque hay una quinta instancia. Para eso no es la CIDH, ese no es el tratado que ha firmado el Ecuador”, ironizó el Presidente Correa.

A decir del Primer Mandatario, los medios de comunicación han aportado en este caso para desacreditar a la Revolución Ciudadana, y aducir que cuando son los juicios del Gobierno todo se hace rápido y a favor. Esta situación fue desmentida por el Presidente, quien aseguró que existen casos del Gobierno que han durado años y no precisamente a favor del Gobierno.

De esta manera, se dejó en claro que no se tomará ninguna reacción por la demanda realizada por el empresario Noboa ante la CIDH hacia el Gobierno Nacional.

En un tema relacionado, el remate que se realizará a la hacienda La Clementina trata de resolver el problema de la concentración de la propiedad y de los medios de producción.

El Jefe de Estado aseguró que es motivo de felicidad que se pueda vender esa hacienda a la Cooperativa de propietarios y trabajadores de la hacienda La Clementina. Con esto se podrá recuperar la deuda que tiene Álvaro Noboa -de 95 millones de dólares- con el Servicio de Rentas Internas (SRI) por concepto de impuestos del año 2005.

Sin embargo, el Presidente Correa comentó que no debe malinterpretarse el tema: “No es que estamos en contra de la propiedad privada. De hecho puede continuar existiendo la propiedad privada. Hay un problema de concentración (de propiedades) y trataremos de evitarlo con políticas económicas. No es que se van a incautar propiedades ni nada de eso, pero aquí se incumplió la ley”, culminó.