Analizan propuesta de reducción de “deudas de buena fe”

El presidente del Banco Central del Ecuador (BCE) compareció ante la Comisión de Desarrollo Económico, de la Asamblea Nacional, para dar a conocer las medidas que se tomarán en la ley que prepara el Ejecutivo en beneficio de los “deudores de buena fe” de la banca cerrada.

La propuesta contempla que las deudas por créditos de vivienda cuyos inmuebles han sido rematados quedarán extinguidas; se recalculará las deudas para lo que se considerará el crédito inicial y una tasa de interés del 8.2%; se suspenderán las coactivas; se establecerán plazos de hasta 3 años para el pago de estas deudas recalculadas y en caso de incumplimiento operará la coactiva; y se excluirá de manera inmediata de la calificación “E” de la central de riesgos, rehabilitando a la vida crediticia a los deudores.

El titular del BCE puntualizó que este proyecto se aplica solo con aquella personas que legítimamente contrajeron deudas con la banca cerrada y no con los deudores vinculados a la misma.

Por otro lado, los deudores manifestaron que el plazo de tres años es insuficiente para pagar las deudas recalculadas, por lo que consideran que debe incrementarse. Asimismo, manifestaron que la tasa de interés del 8,2% es alta y que debería ser menor con el fin de finiquitar las deudas.

María José Fernández, defensora del Pueblo del Guayas, en enlace mediante videoconferencia desde la Casa Legislativa de Guayaquil, indicó que luego de estudiar las causas de varios perjudicados de la crisis de 1999, el organismo resolvió admitir este reclamo por ser justo y que en los próximos días la Defensoría del Pueblo del Guayas emitirá una resolución para que los derechos de estas personas sean ejercidos y gozados.