Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas tendrán voto electrónico

Los ciudadanos de las provincias de Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas sufragarán a través del voto electrónico en los próximos comicios electorales, así lo aprobó en sesión del pleno el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Está previsto que para las próximas elecciones seccionales del 23 de febrero de 2014 participen en Azuay unos 600 mil ciudadanos, mientras que en santo Domingo de los Tsáchilas 319.526 personas. En ambos casos, el 90% de los ciudadanos en condiciones para sufragar se encuentran en las zonas urbanas.

La tecnología que se aplicará en el proyecto piloto de Santo Domingo de los Tsáchilas es la urna electrónica con impresión de comprobante de voto, que tiene algunas ventajas: resultados instantáneos de escrutinio, comprobantes de voto electrónico impresos en papel, seguridad en el almacenamiento de datos, entre otras.

En la Provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas se mantendrá el número de electores por junta (300) y se ubicará un equipo por junta receptora del voto (1.086 equipos en total). Se implementará un 20% de equipos para capacitación (217 equipos) y un 10% de equipos para contingencia (110 equipos).

En el caso de la provincia del Azuay, la tecnología que se utilizará es la máquina de votación electrónica con papeleta inteligente, que al igual que la mencionada anteriormente, protegen el secreto del voto.

También tiene otras ventajas como permitir parametrizar el software de acuerdo al tipo de elección, en nuestro caso permitirá el voto blanco, nulo, voto por diferentes listas y dignidades. Asimismo, el dispositivo donde se emite el voto no almacena ningún tipo de información, las opciones escogidas están almacenadas en un chip de la papeleta de votación y son impresas en las mismas.

Para el “voto en casa”, el plan piloto incluye máquinas móviles, para lo cual habrá juntas receptoras del voto que se trasladarán hasta el domicilio de las personas con discapacidad.

El Vicepresidente del CNE, Paúl Salazar, recomendó que “el cien por ciento de comprobantes físicos que emitan los equipos sean comparados con los resultados digitales”. También enfatizó que las auditorías del sistema deben realizarse previo, durante y después del proceso electoral. Ambas soluciones informáticas para el sufragio electrónico son cien por ciento auditables en todas las etapas del proceso.

Sobre este sistema de votación, Salazar agregó que se combinarán dos componentes importantes: capacitación y difusión. El organismo electoral prevé que los ciudadanos de ambas provincias usen las máquinas de voto electrónico al menos una o dos ocasiones previo a los comicios.

Para encontrar las mejores soluciones informáticas de voto electrónico, adaptable al sistema electoral ecuatoriano, los Consejeros del CNE analizaron varias opciones de España, Panamá, Argentina y Venezuela.

También,  sugirió que se cree una Unidad de Investigación y Desarrollo para  que a partir de las experiencias adquiridas de ambos procesos,  crear un sistema ajustado a las necesidades del país, para futuras elecciones.