Compras a último momento por clases

Desde temprano, a lo largo de la calle Lorenzo de Garaycoa desde Aguirre hasta Colón, caminaban ayer cientos de padres de familia con listas de útiles escolares en las manos.

Buscaban los mejores precios, decían, por eso algunos dejaban su lista en una librería para que les cotizaran, mientras caminaban en busca de los zapatos y los uniformes con los niños. No quisieron dejar todo a última hora, pero unos comentaron que esperaron al pago de la quincena para completar el presupuesto con las utilidades y comprar todo.

Francisco Pilataxi llegó con su esposa y sus dos hijas cerca de las 11:00 a una librería ubicada en la esquina de Lorenzo de Garaycoa y Aguirre. Ahí había unas 40 madres de familia que eran atendidas por ocho jóvenes, una de ellas le dijo a Pilataxi que ya no cotizaban, solo despachaban por la cantidad de gente que había.

Mientras él buscaba otra opción, Miriam Soledispa pagaba en caja $ 150 por diez libros. “Sacamos varias copias a las listas de nuestras hijas que van a 4º y 5º grado, mi esposo fue a otras librerías, pero lo acabo de llamar porque acá nos salen más baratos los libros, es lo que nos falta porque los cuadernos y demás útiles los compramos en el mercado de las Cuatro Manzanas”, contó.

En ese espacio, ubicado unas cuadras más adelante, la venta de libros y suministros escolares aumentó desde las 10:00. Marcos Tandazo esperaba que le forraran los cuadernos y libros que había comprado. “A mi hija le pidieron forro azul y compré la lista por 150 dólares porque ya viene todo forrado, esa la promoción que hay y está a buen precio”, dijo.(I)EL UNIVERSO