Decomisos de droga en Península superan cifras registradas el 2016

No termina el año y el decomiso de droga de narcotráfico y microtráfico en Santa Elena ya supera la cifra del 2016.

Wellington Granda, jefe de la Unidad de Antinarcóticos, indicó que el año pasado el alcaloide decomisado no superó las tres toneladas. Pero en lo que va del 2017 ya se contabilizan ocho toneladas de droga y 243 personas detenidas.

El gobernador de la provincia, David Sabando, anunció el 3 de julio pasado, luego de un decomiso en Palmar, que hasta esa fecha sumaban siete toneladas del alcaloide decomisado y 178 detenidos.

La salida hacia el mercado de consumo de las ocho toneladas de droga decomisada estaba prevista por vía marítima, a través de lanchas rápidas cuya estructura se modifica para el traslado de esas sustancias sujetas a fiscalización.

El Oro es otra provincia costera donde durante la semana pasada hubo operativos que dejaron como resultado el decomiso del alcaloide.

Incluso, tres servidores de la Armada, en servicio activo, destinados al retén naval de la Pitahaya, fueron detenidos por resguardar una lancha con más de una tonelada de cocaína.

En Santa Elena, en mayo pasado se realizó el operativo más grande de este año, Ciclón Marino, en el que se detectó al buque granelero Kraken I frente a las costas peninsulares.

La embarcación transportaba un cargamento de cinco toneladas que comprendían 100 millones de dosis. El peso de esa carga la convierte, además, en la segunda más grande en la historia de Santa Elena.

El primer decomiso a ese nivel fue en el 2007, en dos camaroneras, en la comunidad de Engunga, parroquia Chanduy, también con 5 toneladas.

La operación más reciente fue el domingo pasado, y dejó como resultado más de una tonelada de droga decomisada en Chanduy. Además, la desarticulación de una organización narco-delictiva colombo-ecuatoriana, lo que permitió el retiro de 1’218.266 dosis valoradas en unos $ 43 millones.

Pablo Aguirre, director nacional de Antinarcóticos, indicó que los puertos pesqueros y zonas costeras han sido el blanco de narcotraficantes, que a través de lanchas rápidas intentaron envíos con destino a Centro y Norteamérica.

Anconcito es el puerto en el que en este año se han ejecutado varias intervenciones. Según pobladores, el sitio se ha convertido en zona de envío de droga.

El ministro del Interior, César Navas, señaló que hasta el miércoles 13 de septiembre se han decomisado a nivel nacional 67 toneladas de droga. El 90% de estas sustancias fueron incautadas en puertos. (I)

Decomiso de drogas