Proyectos inmobiliarios en vía a la costa se extienden

La brisa, el paisaje y la futura construcción del aeropuerto de Guayaquil en Daular han alentado el desarrollo de nuevos proyectos inmobiliarios en el sector de Los Ceibos y Cumbres, y en la vía a la costa, que apuntan a clientes de nivel socioeconómico medio alto y alto.

Se trata de obras que van desde conjuntos residenciales hasta un gran complejo con suites, departamentos, oficinas, tiendas y restaurantes de alto nivel concebidos para ofrecer todo lo necesario a quienes los habiten.

Uno de los últimos proyectos en concebirse es La Reserva, conjunto residencial urbano campestre de lujo que se ubicará en el kilómetro 32 de la vía a la costa y cuya construcción está prevista iniciarse en marzo o abril del próximo año, y la entrega de las primeras villas en septiembre del 2018.

Será un conjunto residencial con un concepto ecológico que contará con diez villas en terrenos de

1.200 m2, con un costo de $ 200.000 a $ 250.000 cada una, según indica Carlos Bohórquez, gerente general del proyecto a cargo de Ethica Inmobiliaria y Bresciani Proyecto.

Bohórquez dice que cada casa será diferente. “Queremos lo más exclusivo sin que sea lo más caro de la ciudad. Cada villa tendrá su edificio, pero mantendrá el lenguaje arquitectónico del proyecto. Al hacer la reservación el cliente tendrá la potestad, sin costos adicionales, de hacer modificaciones a la villa”, indica el ejecutivo.

Agrega que La Reserva se levantará sobre un terreno compuesto por lomas y que todo lo que componga el complejo estará pensado en ser lo más ecoamigable posible.

Otro proyecto es Costa Real, una urbanización ubicada en el kilómetro 22 de la vía a la costa que contará con 63 villas, cuyos costos van de $ 140.000 a $ 160.000.

Este plan con seis tipos de modelos de casas ya ha entregado 25 vivienda de las 55 construidas y el resto está por terminarse, indica el arquitecto David Silva, administrador de Costa Real.

Agrega que es un conjunto residencial pequeño dirigido a clientes de un nivel medio alto. La obra cuenta además con piscinas, áreas sociales, canchas de juegos, zonas infantiles y los servicios básicos.

El proyecto nació hace varios años, pero recién en el 2015 se empezó la construcción y en este año se inició la entrega de las primeras viviendas.

Ángel Correa y su esposa, Nancy Briones, interesados en comprar una casa en la vía a la costa y que el lunes pasado realizaron un recorrido para ver las opciones que se ofrecen en el sector, indicaron que les parece importante que se den más proyectos en esta vía de la ciudad, porque está en crecimiento y a futuro la presencia del nuevo aeropuerto va a generar más demanda de planes habitacionales y va a ganar más valor la propiedad.

“Este sector ya no es alejado de Guayaquil como lo era antes. Además se nota el crecimiento y cada vez más cuenta con todo lo que se necesita para vivir. Hay mucha tranquilidad, aire fresco, vegetación y además está cerca de las playas”, anotó Correa, quien quiere adquirir una vivienda para vivir solo con su esposa, porque sus hijos ya se casaron y se fueron de la casa que tienen en el norte de Guayaquil, y que ahora les resulta muy grande.

Clientes como ellos son los que también acuden a Bosques de Los Ceibos, un proyecto inmobiliario que se levanta en la avenida Leopoldo Carrera Calvo, a pocos pasos del colegio Balandra y de la Espol.

Este plan, que tendrá veinte condominios, de los cuales ya se han construido ocho, llama el interés de parejas como los Correa, estudiantes y personal de la Politécnica, recién casados y familias pequeñas.

María Fernanda Bonilla, asesora inmobiliaria de la constructora Constru Dipro, cuenta que este plan ha atraído el interés de estudiantes de la Espol y profesores que vienen de fuera de la ciudad, de otros cantones o provincias y necesitan un lugar donde vivir y que a la vez les permita estar cerca de la institución académica.

Añade que para estos clientes provenientes de la Espol tienen con descuentos especiales que van desde los $ 1.000, dependiendo de lo que elijan.

El proyecto que se levanta sobre una elevación da una amplia vista hacia los cerros de los alrededores y cuenta con una permanente brisa. Próximamente se comenzarán a construir las canchas, la piscina y el área social, dice Bonilla.

Una obra que empezó a ejecutarse el año pasado y que estará terminada por completo en el 2023, es La Vista San Eduardo, en la avenida del Bombero, diagonal a Riocentro Ceibos.

Se trata de un proyecto integral con locales de todo tipo, oficinas, suites, departamentos, concebido para que las familias tengan todo lo que necesitan en un mismo lugar.

Juan Rafael Santos, gerente comercial del proyecto a cargo de Urbaland S.A., dice que la obra contará con restaurantes, áreas de entretenimiento, consultorios, agencias de viajes, farmacias, entre otros.

Estará compuesto de ocho o diez edificios, de los cuales ya están por terminar el denominado 100, que tendrá oficinas y locales, y se prevé esté listo a mediados del próximo año. En el 2019 se espera tener lista la primera torre con suites.

Santos cuenta que este megaproyecto se ubica en Los Ceibos porque creen que con el crecimiento de la vía a la costa el sector va a repuntar mucho en desarrollo. “Nosotros queremos dar ese empuje para que salga adelante”, indica Santos.

El plan arrancó con la construcción del edificio del Banco Bolivariano que ya está operando y cuya arquitectura va acorde con el concepto de todo el proyecto.

En Los Ceibos también se han desarrollado otros proyectos como Forentti, un condominio en construcción en Colina de Los Ceibos, donde a pocos metros se levanta otro con varios departamentos a cargo de Jacobson.(I)EU