Municipio de Guayaquil suscribirá el lunes 22 de mayo el contrato para la construcción de paraderos inteligentes y la señalización de la ciudad

Guayaquil contará con paraderos funcionales y una señalética moderna, informó el alcalde Jaime Nebot este viernes 19 de mayo, durante el programa radial ‘El Alcalde y su Comunidad’, al anunciar que el lunes 22 de mayo se suscribirá el contrato respectivo para aquello con la empresa ganadora del concurso internacional convocado para el efecto por el Cabildo porteño.

 El acto se realizará a las 10h00, en el Salón de la Ciudad del Municipio de Guayaquil, y en la suscripción del documento participarán el director general de JCDecaux, la empresa francesa ganadora de la licitación internacional, Alexandre Roubaud; el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot; y el gerente general de la Autoridad de Tránsito Municipal, ATM, Andrés Roche.

 Como se conoce, la ATM convocó a un concurso internacional para la construcción de paraderos y señalización en los dos primeros corredores viales que desarrolla para la transportación convencional urbana de Guayaquil. Ese concurso lo ganó la empresa francesa JCDecaux S. A. que presentó la mejor oferta.

 La oferta comprende una gama de paraderos modernos, disponibles en tres tamaños, adaptados a las condiciones climáticas y a las distintas aceras existentes en los dos corredores viales de Guayaquil, que estarán dotados de conexión Wi-Fi, botón de pánico, GPS. La publicidad, regulada por el Ayuntamiento, permitirá financiar todos los mobiliarios y servicios de los paraderos.

 “Es una de las empresas líderes mundiales en este tipo de señalización, de construcción de paraderos, de servicios comunitarios; es una empresa francesa sumamente importante”, ha señalado el alcalde guayaquileño al referirse a la oferente ganadora, para agregar que esto demuestra que en Guayaquil se están haciendo las cosas bien y que cuando se genera confianza y existe seguridad jurídica se propicia la inversión nacional y extranjera.

 La consecuencia, indicó el alcalde Nebot, es que este contrato no le significará ningún egreso para el Ayuntamiento ya que toda la inversión y el posterior mantenimiento corren por cuenta de la contratista a su propio riesgo.