Cierre de carriles en autopista se mantendrá por unos tres meses

El congestionamiento vehicular se registra principalmente en las noches. Las filas de carros en la autopista Narcisa de Jesús, por la cooperativa Juan Pablo II, en sentido Terminal Terrestre-Pascuales, llegan hasta la avenida de las Américas, y a muchos conductores les toma de 10 a 20 minutos salir de ese embotellamiento.

Dicho tramo de la autopista está en la zona de ejecución del nuevo puente que se construye para enlazar a Guayaquil con Samborondón. La obra ejecutada por los municipios de ambas ciudades apunta a aliviar el tráfico que soporta el complejo vial de la Unidad Nacional cuyo flujo vehicular satura la avenida Pedro Menéndez Gilbert.

Actualmente, en la autopista el carril de velocidad (central) está cerrado porque el consorcio Enlace 780, a cargo de la obra, construye un nuevo colector de aguas servidas en el sector, en reemplazo del existente que ya está vetusto.

“Esto es complicado andar por aquí, en la noche uno no sabe ni qué hacer por tanto tráfico”, señaló Héctor Borja, conductor que presta servicios de taxi ejecutivo.

Vicente Torres, superintendente de la obra, refirió que la restricción en el carril central se mantendría por dos semanas más. Luego se cerrará parcialmente el carril contiguo en sentido Pascuales-Terminal Terrestre durante un mes.

Posterior a aquello se restringirá el cruce por el último carril, el de servicio, en esa misma dirección, por tres semanas.

“Una vez que concluyamos eso, será aproximadamente a mediados de agosto, ahí se continuará con la construcción del viaducto que llega hacia la (calle) José María Egas”, explicó.

El nuevo colector de 1.200 milímetros se extenderá de la Narcisa de Jesús a la José María Egas, en un tramo de unos 200 metros, añadió el superintendente de obra.

Respecto a la construcción del puente, Torres indicó que los trabajos marchan de acuerdo con el cronograma establecido, pues la obra debe entregarse en el primer trimestre del próximo año, según contrato.

La obra cuyo costo supera los $ 71 millones incluye el puente, un viaducto con tres ramales. Uno incorpora el tránsito desde la autopista, otro desemboca en el carril de servicio de dicha vía y un último que se dirige a la calle José María Egas.

Desde el martes, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) restringió el cruce por dicha calle desde la av. Antonio Parra Velasco hasta el redondel de la ciudadela Brisas del Río.

Con retroexcavadoras y taladros mecánicos obreros retiran el concreto de la vía que cuando el puente sobre el río Daule ya esté listo recibirá un flujo de 2.500 carros por hora, en la franja de 07:00 a 08:00.

Los trabajos durarán dos meses, según la ATM.

Buses de la línea 94, entre otras, se desvían por la ciudadela Acuarela y Brisas del Río para dirigirse a Guayacanes.

Por el lado de Samborondón incluye la vía de acceso y ramal a la altura del km 3,5, por el sector del Liceo Panamericano.

En el viaducto de Guayaquil ya se han colocado 50 de 89 pilotes, a nivel de cimentación. Se han instalado vigas desde la pila PG 8 hasta la PG 14.

Sobre el río Daule, dijo Torres, ya están instalados 50 de 70 pilotes. Mientras, en el viaducto de Samborondón ya están colocados todos los pilotes, 39 en total. (I)