Técnicos españoles recorren zonas devastadas por el terremoto en Manabí

Con el propósito de conocer debilidades y deficiencias en gestión de riesgos, planes urbanísticos y de reasentamiento poblacional, siete técnicos españoles recorren varias poblaciones manabitas que fueron afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril.

Los especialistas españoles llegaron al país el pasado 18 de noviembre, por gestiones de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), a través de la Dirección Nacional de Planificación, logró el apoyo técnico para los municipios afectados por el terremoto en el marco del Programa Latinoamericano de Cooperación Técnica (COO-TEC) de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Este apoyo técnico se realiza en conjunto con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) quienes facilitaron el enlace con técnicos españoles quienes vendrían al país para asistir en varias temáticas: Gestión de Riesgos, Planificación y Ordenamiento Territorial, Infraestructura Sanitaria y Planes Turísticos.

Y para concretar ese apoyo técnico, los visitantes, acompañados de un técnica de AME, llegaron el pasado 20 de noviembre y se reunieron con técnicos y delegados de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD´s) de la provincia de Manabí, a quienes les explicaron las actividades que realizarán hasta el 2 de diciembre.

El fin de semana visitaron los cantones Portoviejo, Puerto López, Pedernales y Manta, y hasta mañana recorrerán Rocafuerte, Portoviejo, Chone y Tosagua.

Durante, la visita por Puerto López y Pedernales, los especialistas españoles y ecuatorianos se encontraron con la novedad que muchos asentamientos humanos están a orillas de la playa, lo que crea un potencial riesgo de vidas humanas ante un posible tsunami.

Andrés Guerra, coordinador técnico de la Asociación Española de Saneamiento de Agua, señaló que durante el recorrido con los especialistas se comprobó que los sistemas de agua potable no tienen especificaciones técnicas en sus infraestructuras y no cuentan con insumos para potabilizar correctamente el agua.