377 familias recibieron acompañamiento familiar del MIES para mejorar sus vidas

En el cantón Loja, 377 familias de las parroquias urbanas y rurales fueron parte del programa emblemático de Acompañamiento Familiar del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES). Durante dos años, estas personas que se encontraban en condiciones de pobreza, extrema pobreza y vulnerabilidad, fueron apoyadas para el fortalecimiento de sus capacidades y con ello mejorar sus condiciones de vida a través del Bono de Desarrollo Humano, Crédito de Desarrollo Humano y el acceso a servicios del Estado, principalmente.

Patricia Acaro, coordinadora del MIES en la Zona 7, manifestó que las familias, en estos 24 meses, laboraron junto a los equipos técnicos de Acompañamiento Familiar y de Inclusión Económica del ministerio, con el objetivo de lograr una movilidad social, es decir, “salir de esas condiciones de pobreza y generar oportunidades para que ustedes, con su capacidad y esfuerzo puedan tener mejores condiciones de vida”.

Además, explicó que los técnicos de Acompañamiento Familiar son pieza clave en este proceso, pues son quienes impulsan y motivan los encuentros con las familias usuarias del Bono de Desarrollo Humano y explican que pueden acceder al Crédito de Desarrollo Humano Asociativo, por un monto de 1.200 dólares, cada una. De este modo, muchas iniciaron emprendimientos productivos.

Para María España, quien formó parte de este programa durante dos años, comentó cómo han superado su situación de extrema pobreza y dijo estar agradecida con el MIES, con las técnicas de Acompañamiento Familiar, “porque sin ustedes no hubiésemos podido progresar”, finalizó.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social, en la provincia de Loja, tiene 42 técnicos de acompañamiento con 1.911 familias, de las cuales 369 obtuvieron sus créditos, lo que representa una inversión que supera los 600 mil dólares. /Mies