En 6 meses, BanEcuador dio créditos por 326 millones de dólares

Quito (Pichincha).- Según una publicación de Diario El Telégrafo, BanEcuador, en su primer semestre de gestión entregó 326 millones de dólares, en 101.628 operaciones de crédito que han aportado al impulso económico y productivo a más de 100.000 familias.

La institución inició su operatividad el 9 de mayo de este año, con el fin de brindar productos y servicios financieros para el desarrollo rural y urbano de productores, emprendedores, comerciantes y artesanos. En su nuevo modelo de negocio, BanEcuador se enfoca en atender las necesidades de los ciudadanos, lo que aumenta la confianza de los clientes.

Por ello, desde mayo a octubre el volumen de ahorros en ese banco aumentó en 119’290.000 de dólares. La institución basa su gestión en el trabajo territorial, donde se desarrolla la actividad productiva. “Esto garantiza el levantamiento de un real análisis de crédito y sobre todo, implica que la institución se acerque a los productores y emprendedores”, destacó Ricardo Zurita, gerente general de la entidad.

El funcionario destacó que la participación de comunidades y de actores excluidos por la banca tradicional, como jóvenes, mujeres, personas con discapacidad, adultos mayores, entre otros grupos, es necesaria para alcanzar el desarrollo rural y urbano. “Esa participación solo se puede dar a través de la organización, es por ello que BanEcuador busca fortalecer la asociatividad y la economía popular y solidaria”, expresó.

Para la consecución de este objetivo, la entidad contempla una línea de financiamiento asociativo con montos de 3.000 a 3’000.000 de dólares y con plazos de hasta 120 meses. En dicha línea, los pagos se establecen según el flujo de caja y el ciclo productivo, pudiendo ser mensuales, bimensuales, trimestrales, semestrales o al vencimiento.

Hasta el 4 de noviembre de 2016, BanEcuador realizó 104 desembolsos en créditos asociativos por una cifra aproximada de 3’700.000 de dólares. En su mayor proporción, este monto estuvo dirigido a los sectores textil y agropecuario./GFS/El Ciudadano