Universidad Andina impugna decisión del IESS y rechaza examen de Contraloría sobre supuestos pagos indebidos a su personal

En días anteriores el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y la Contraloría General del Estado, hicieron pública una información que involucraba a la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB) con una supuesta deuda mantenida con la institución pública y por el presunto pago indebido de salarios. A través de un comunicado, el centro de educación superior rechazó estos datos y aclaró que actúa con base en las leyes nacionales. Además, dejó en claro que en ninguno de los casos se ha detectado corrupción, como enriquecimiento ilícito, apropiación indebida o desvío de fondos.

En respuesta a las declaraciones realizadas por varios organismos públicos y funcionarios del gobierno, la Universidad Andina, reiteró que ha cancelado en forma puntual y legal todas sus obligaciones con el IESS, como demuestran los correspondientes roles de pago.

Por eso, frente a las observaciones que realizó el IESS en meses pasados, la Universidad buscó reiteradamente un acuerdo, no obstante, el IESS decidió formular glosas con equívocas interpretaciones jurídicas y notorios errores de cálculo, exigiendo pagar como aportes cantidades que no corresponden.

“Por ello, la Universidad ha impugnado las decisiones del IESS y espera que este asunto se resuelva en el campo estrictamente jurídico, sin presiones ajenas a la naturaleza de la institución académica. La Universidad, como siempre, respetará las decisiones que adopten las autoridades competentes luego del debido proceso”, expresa el comunicado.

En un segundo punto, se hace referencia a los tres exámenes que la Contraloría General del Estado realizó a la institución en los pasados meses. Uno de ellos establece supuestos pagos erróneos de sueldos y salarios con fondos de origen público. Por lo que la Andina reitera que las remuneraciones de su personal se pagaron siempre sobre la base de las leyes nacionales y las normas internacionales propias de la institución, que es un organismo internacional sujeto a regulaciones de carácter comunitario.

“En ningún caso se han dado pagos indebidos. La Universidad, siguiendo los trámites previstos en las leyes y más normas, rechaza las observaciones (no “glosas”) que ha formulado la Contraloría y seguirá todos los procedimientos constitucional y legalmente establecidos para desvanecerlas. Se someterá también en este caso, como no podía ser de otra manera, a las decisiones que tomen las autoridades competentes”, aclara.

En un tercer puntos, la Universidad Andina deja en claro que en ninguno de los casos se ha señalado la existencia de situaciones de corrupción, como enriquecimiento ilícito, apropiación indebida o desvío de fondos. No existe el más mínimo indicio de que se haya cometido alguna de aquellas prácticas. Para el criterio de la UASB, se trata de conflictos entre visiones discrepantes sobre aplicación de normas y el respeto a la naturaleza jurídica de la Universidad, que seguirá todas las acciones legales para defender su estatus jurídico y su carácter académico internacional.

En un cuarto punto, respecto de estas observaciones (no “glosas”, insistimos) se ha dado un pronunciamiento del Consejo de Educación Superior CES, precisamente en los días en que la Universidad está en medio del proceso electoral para la designación de su rector, luego de un largo conflicto provocado por reiterados intentos de intervención y violación de su autonomía, sostiene.

Sobre el proceso de elecciones para designar al nuevo rector, la Universidad Andina comentó que este tipo de polémicas no influirán, por lo que espera que injerencias externas no perjudiquen ni influyan en su desarrollo. (DRT)

Fuente: Universidad Andina_LV