Incendio en dos barcos, uno era de asambleísta

“Yo estuve justo en la explosión, a un metro, me tocó sacarle la camisa a alguien porque salió con fuego, pero gracias a Dios está bien ahora”, contó ayer el asambleísta por Galápagos Ángel Vilema, mientras asistía a su padre, emocionalmente afectado, tras el incendio que se produjo en la embarcación de su propiedad, en un varadero del Guasmo norte de Guayaquil.

El ECU-911 señaló en uno de sus reportes que una persona resultó herida. Al hospital Guayaquil llegó un hombre con quemaduras de segundo y tercer grado en el tórax y abdomen, según Leudis Espinal, jefe de guardia de terapia intensiva de ese hospital.

El coronel Martín Cucalón, jefe del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, afirmó que el fuego se produjo en dos barcos. “Teníamos un incendio en dos barcos cuando llegamos, dejamos apagado uno, inmediatamente hemos concentrado los esfuerzos en apagar este barco que está todavía en llamas y aún tenemos para un largo rato”, explicó la mañana de ayer al mencionar que 80 camiones y más de 500 bomberos intentaban controlar el siniestro.

El incendio se inició pasadas las 09:00 y pudo ser controlado cerca de las 14:00.

“Hubo una explosión en el cuarto de máquinas, estaban reparando los motores, estaban lavando con gasolina, no se supo de qué fue la explosión y al momento ya hubo la candela, cogieron de otro barco la manguera para apagar, pero como este barco es de fibra rapidito se inflamó”, contó Norberto León, de 55 años, quien trabajaba como maestro fibrero de la embarcación Queen Beatriz, del asambleísta Vilema (ex-AP).

El asambleísta explicó que cada dos años se hacía mantenimiento a la embarcación turística, con capacidad para 16 pasajeros por crucero, y que desde hace tres semanas estaba en Guayaquil para estos trabajos. “El mantenimiento dura cuatro semanas, faltaba una ya, se quemó con muebles nuevos, todo”, dijo el legislador, y recalcó que unas 50 familias dependían económicamente de la embarcación siniestrada.

“Nos da pena por las familias, tripulantes, supermercados, la gente de Guayaquil que trabajaba con nosotros, pero lo importante es que no se han perdido vidas, gracias a Dios”, comentó. (I)

EU_LV