Prefectura inició socialización del proceso de dragado

La primera de estas reuniones se realizó en el cantón Durán, con la presencia de moradores de los sectores aledaños y funcionarios municipales. Con el propósito de dar a conocer el estudio de impacto ambiental del dragado del islote Palmar fase II y la disposición de sedimentos en la provincia del Guayas, la Prefectura inició la socialización de los acciones concernientes a la remoción de los 5 millones de metros cúbicos de sedimento del río Guayas.

La reunión, la primera de este tipo, se realizó la tarde de este miércoles 12 de octubre en el cantón Durán, en el Centro de Convenciones. Y es precisamente, en esa población, específicamente en el sector de Fincas Delia, donde se depositará el material que se desaloje del afluente.

Los trabajos de remoción del sedimento requieren una inversión de USD 64 millones, de los cuales USD 20 millones ya desembolsó este lunes 10 de octubre el Gobierno Nacional a través de un crédito no reembolsable, otorgado por el Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE). Con esos recursos, el proceso de adjudicación del dragado se reiniciará en las próximas horas y al momento existen 20 empresas interesadas.

Asistieron moradores de diversos sectores y funcionarios municipales. Por el Gobierno Provincial del Guayas estuvo presente el ingeniero Nelson Izurieta, quien explicó que la primera fase del proceso ya está culminada y la segunda corresponde al dragado de aproximadamente 5’000.000 millones de metros cúbicos de sedimento.

“Tras la aprobación de Senagua, el Gobierno Provincial tiene dos objetivos fundamentales: el primero, recuperar la capacidad hidráulica del río y el segundo ejecutar el dragado en los alrededores del islote Palmar”, manifestó el funcionario.

La reunión también tuvo como fin llegar a un diálogo con los moradores que se verán afectados con los trabajos, por eso se inició el proceso de consulta y participación ciudadana, donde se considerarán e incorporarán los criterios de la población que sean necesarios.

Marianella Morán, perteneciente a la parroquia Eloy Alfaro, expresó su agradecimiento al prefecto Jimmy Jairala por el relleno hidráulico que la beneficiará a ella y sus vecinos. “En el sector que yo vivo hay personas que realmente necesitan ese relleno porque en invierno se inunda completamente, ahora todos estamos muy contentos”, señaló la mujer.

La consultora encargada del estudio del impacto ambiental, Rocío Estupiñán, abordó el plan de contingencias que se pondrá en práctica para minimizar el daño ambiental. Se estudiaron los impactos por 3 fases: socioeconómico, físico y fauna, y el resultado final arrojó que en su totalidad serán moderados.

Sin embargo, se plantearon 9 propuestas que se llevarán a cabo cuando inicie el dragado. Algunas de ellas son: seguridad y salud en el trabajo; rehabilitación de áreas afectadas; comunicación, capacitación y educación ambiental, entre otras.

Como acto final, los participantes de la socialización firmaron un acta de Asamblea de Presentación Pública.