Ministro Augusto Espín: Hoy existe continuidad y calidad en el servicio eléctrico

El Ministro Coordinador de Sectores Estratégicos, Augusto Espín Tobar, presentó la Agenda Nacional de Energía 2016-2040, evento que contó con la presencia del Vicepresidente del Ecuador, Ingeniero Jorge Glas Espinel, representantes de organismos internacionales, autoridades y trabajadores del sector energético.

El Vicepresidente Jorge Glas, recordó como en los años noventa el país no contaba ni con una infraestructura básica en el tema energético. “Hoy es un día importante para el Ecuador del futuro, es trascendental para poder planificar el desarrollo económico del Ecuador, no puede haber desarrollo sin energía”.

“La realidad cambio por un gobierno eficiente que dio prioridad a la matriz energética del país”, con la construcción de las 8 hidroeléctricas ahorraremos 1300 millones de dólares por año”, indicó

En su intervención el Ministro Espín, manifestó que el país inició desde hace ya una década un proceso basado en una planificación energética, con decisión política y bajo el compromiso de alcanzar el Buen Vivir. “Nuestro país cuenta con una institucionalidad sólida y las bases necesarias para que el sector energético se fortalezca y se potencie de acuerdo a los desafíos de la globalidad en el futuro”, dijo.

“Ahora el reto es de todos: sector público y privado, inversionistas, empresas, academia, obreros de este sector fundamental”, finalizó.

Por su parte Diego Zorrilla, coordinador residente ONU en Ecuador, informó que fue un privilegio apoyar en la elaboración de la agenda, “Ecuador ha promovido un mayor uso de energía renovable para contrarrestar el cambio climático, el país se ha posicionado por tener las matrices más limpias de la región”.

El sector energético se trazó 5 grandes objetivos que buscan la equidad y la redistribución de la riqueza a través de: un sector planificado, con acceso a la energía y asequibilidad, con precios que privilegien a los más necesitados y fomenten la productividad, con una matriz energética diversificada y renovable; con seguridad, calidad y confiabilidad en nuestros servicios energéticos; con eficiencia en el consumo, y promoviendo al mismo tiempo la integración energética de nuestra región.

Estas metas promueven además la inversión privada; la creación de empleos y el desarrollo de nuestra industria.

La energía cumple un rol esencial como factor de desarrollo económico y bienestar social de un país. La planificación permite disponer de energía en condiciones seguras, confiables, accesibles y a precios razonables, todo ello en un marco de sustentabilidad ambiental y garantizando al país los mayores niveles de soberanía posibles, una condición necesaria para alcanzar un desarrollo económico sostenible y avanzar hacia una mayor inclusión social.

El Gobierno Nacional apunta a que la futura matriz energética sea funcional a los requerimientos de una matriz productiva que dé impulso a la creación de nuevos polos de desarrollo, la sustitución de importaciones, la transferencia tecnológica, el incremento de exportaciones, la innovación y la generación de empleos de calidad. /Ministerio de Sectores Estratégicos