Terminal de Santa Elena espera recibir muchos turistas en fiestas de Navidad y Fin de año

Regresar a Guayaquil desde Salinas en transporte interprovincial el último día de un feriado o un fin de semana en la temporada playera, tomaba varias horas.

Fuera del tiempo de viaje, muchas veces se debía esperar para abordar un bus que saliera desde la ciudad peninsular hacia el puerto principal. Para evitar esos problemas, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) determinó que ya no ingresaran carros de transportación interprovincial a Salinas.

Desde diciembre pasado, los buses de este tipo llegan desde Guayaquil a la nueva terminal terrestre de Santa Elena, la cual empezó a funcionar el mes pasado.

En esta central de pasajeros se aplica un nuevo modelo de transportación. La provincia es pionera en este sistema, que la Agencia espera implementar en el país a mediano plazo.

Gonzalo Menoscal, director provincial de la ANT de Santa Elena, señaló que en la terminal hay 14 operadores de transporte, 7 interprovinciales y 7 intraprovinciales.

“Además de la transportación local, tenemos dos líneas creadas por la terminal terrestre. Una de estas es la 13, que viene desde Salinas –su punto de partida es el antiguo terminal-. El primer bus sale a las 03:00, para llegar a las 03:35, justamente para alcanzar el primer bus que sale para Guayaquil desde ese mismo lugar, a las 03:40”, informó.

Menoscal dio a conocer que todas las cooperativas de taxis que tienen permiso de operación prestan su servicio en la central de buses.

“Por el momento tienen un tarifario temporal, hasta la incorporación de los taxímetros (en las próximas semanas se hará la instalación)”.

Con respecto a la no llegada de buses a Salinas, un tema que genera malestar en parte de los usuarios, Menoscal indicó: “Todo cambio genera pequeñas inconformidades, las cuales ya están superadas”.

Sobre este tema César Palacios, gobernador de Santa Elena, expresó: se está buscando la mejor salida para el bien general.

Palacios resaltó la seguridad con la que cuenta la ciudadanía con la nueva terminal. “Ya no habrá preocupación por el tiempo, ya no habrá competencia entre los transportistas. Habrá horarios rígidos en los paraderos y las personas sabrán en qué momento pasan las líneas por ese punto”, manifestó.

Luver Sillavichai, jefe de oficina de la Cooperativa Libertad Peninsular, indicó que el no acceso a Salinas les facilita el trabajo.

“Para nosotros es mejor no llegar hasta ese cantón. Así tenemos más orden. Todo es cuestión de que las personas se acostumbren”, manifestó el transportista.

 

Fuente: El Telégrafo