Agricultores de los cantones Palestina y Salitre ya tienen agua tras el desbloqueo del cauce de río Pula

Los agricultores de los cantones Palestina y Salitre, especialmente a los asentados en la zona del río Macul, se encuentran con muchas expectativas en torno a la reactivación de la producción agrícola en este sector guayasense, tras el retiro de más de 60 mil metros cúbicos de arena y sedimento que taponaba el paso de las aguas en el río Pula, que atraviesa ambas jurisdicciones.

“No teníamos agua, todo estaba seco…”, comentó Manuel Suárez, habitante del sector Rincón Grande, de Salitre, mientras observaba como la maquinaria de la Prefectura del Guayas removía la última parte del material que venía obstaculizando por más de dos meses el cauce del río mencionado, en la zona limítrofe con la provincia de Los Ríos.

Para él y sus vecinos, esta labor es muy importante porque les permitirá sembrar nuevamente arroz, para obtener recursos para mantener a sus familias. “No habíamos sembrado porque faltaba el agua, pero ahora si vamos a sembrar. Yo voy a sembrar una cuadrita de arroz…”, dijo Suárez tras agradecer la labor ejecutada por el Gobierno Provincial y el prefecto Jimmy Jairala en su jurisdicción.

Gregorio Suárez afirmó estar muy “feliz” por los trabajos ejecutados y más que nada por los resultados obtenidos para remediar la sequía que padecían desde hace dos meses atrás.

“Hemos pasado muchos sacrificios. No había como regar el plátano, el cacao y los arroces; los pozos se secaron. Los arroces se perdieron, se murieron y lo mismo pasó con el resto de los cultivos; pero eso no volverá a pasar porque ya hay agua…”, manifestó Suárez con una sonrisa en su rostro.

La expectativa de los agricultores fue compartida por el prefecto Jimmy Jairala esta mañana durante una inspección realizada en el sitio de estos trabajos, que suman 3,5 kilómetros de extensión y que se inicia en el sector Palizada y culmina en la desembocadura del río Macul.

Allí el ejecutivo provincial constató la remoción del sedimento, lo cual ha permitido que el río Pula recupere 20 metros de ancho en su cauce. “Estamos desalojando 60 mil metros cúbicos de arena y sedimento, lo cual ha permitido que el agua circule. Acá donde estamos parados hace 10 ó 12 días no había ninguna gota de agua. Ahora, el agua ya ha comenzado a correr…”, expresó el prefecto Jairala, parado en una de las riberas del río Pula, en la zona de Macul.

La autoridad provincial contó que esta labor se la ejecuta con recursos propios del Gobierno Provincial, que llegan a los USD 2,5 millones; y los aportes económicos entregados por el Gobierno Central, entre los que están los USD 421 mil que entregó la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).

“Sin lugar a dudas (la situación) ha mejorado. No necesariamente porque hayan mejorado las condiciones del clima, sino porque se ha retirado sedimento y al retirarse el sedimento se ha desbloqueado y el agua está corriendo”, explicó Jairala.

En esta zona trabajan seis excavadoras de 36 toneladas, 20 volquetes que transportan el sedimento retirado del río hasta un botadero o las viviendas de los campesinos que necesitan relleno, rodillos y tractores de limpieza.

Los trabajos benefician también a las comunidades Las Peñas, Cacique, Tierra Seca, entre otras de Salitre; así como a La Corona, Voluntad de Dios, Mayiya, El Pigio y el Carmen, de Palestina.

 El prefecto Jairala también informó que en el tramo Macul-Junquillal los trabajos ya culminaron, mientras que en la zona de Junquillal con Laurel se está culminando la excavación.

“En el río Jaboncillo nos queda la limpieza y desazolve de un 5 por ciento nada más. Y aquí en la desembocadura del río Macul son más o menos seis kilómetros, con lo cual también estamos solucionando en gran parte el problema que hay en este sector, que ya es el límite con la provincia de Los Ríos”, agregó Jairala.

“En cuanto a Jujan y el canal Semira-Chorrón nos falta un 50 por ciento. En el estero Ñauza estamos a la mitad del trabajo. En el estero Convento ya estamos por el 60 por ciento. Y en el río Chilintomo estamos alrededor del 60 por ciento también de la limpieza del cauce y la ampliación de los ríos y esteros y de desazolve de material”, refirió el ejecutivo provincial.

“Aquí estamos ya confirmando que en esta zona el agua ya está corriendo y ojalá sean días mejores para los agricultores”, reiteró Jairala por lo cual anunció que no será necesario extender la emergencia decretada por 60 días por la Prefectura del Guayas el 5 de noviembre pasado por el estiaje en el río Pula.

“No es necesaria extender la emergencia porque los contratos suscritos ya se están ejecutando. De modo que, en resumen, no vamos a extender la emergencia, esperemos que no sea necesario en ninguno de los dos sectores. Ni aquí en los 42 kilómetros del Pula que finalmente fueron más de 50 los que trabajamos. Ni tampoco en los 42 kilómetros de la zona el estero Ñauza, Convento, el estero del río Chilintomo”, finalizó diciendo el prefecto Jairala.

Fuente: Prefectura – Luis Viera