246 policías conformarán la nueva Dinased

En una ceremonia efectuada en la Escuela Superior Alberto Enríquez Gallo, 246 miembros de la Policía Nacional se incorporaron desde este miércoles a la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsiones y Secuestros (Dinased), dirigida por el coronel Carlos Alulema

En su intervención, el Ministro del Interior, José Serrano, invitó a los flamantes integrantes de la Dinased a transformar la lógica con la que se procesaba las desapariciones y muertes violentas.

“Estas se convierten a partir de hoy un conjunto, la lucha contra el microtráfico y otros delitos como el secuestro, la extorsión, desapariciones. Son las principales prioridades de la lucha contra el crimen y la violencia”, sostuvo el Secretario de Estado.

Refirió que en la Policía Judicial existen 6 mil agentes. Solo el 2% se dedicaba a investigar delitos contra la vida, secuestros extorsiones y desapariciones y el 33% para el tema antinarcóticos. La Dinased debe constituirse en una dirección de confianza y esperanza. La cara visible de la Policía. Una dirección encargada netamente de la de los homicidios perpetrados por distintos móviles en todo el territorio nacional, explicó.

Se han resuelto aproximadamente el 25% de homicidios y asesinatos. Se aspira con esta dirección alcanzar el 50% en las respuesta y resoluciones de tragedias de desaparecidos, que no sean simples estadísticas.

Ministro, al entregar bienes logísticos al flamante equipo humano, manifestó la importancia de consolidar y cambiar la historia de los procesos de lucha contra la impunidad y terminar con estos delitos dados en el país durante décadas.

Cambio de rostro de la investigación
Por su parte, el comandante general de la Policía Nacional, general superior Rodrigo Suárez, fue categórico en señalar que este colectivo uniformado tiene la enorme responsabilidad de cambiar el rostro de investigación. Sin olvidar que de por medio están miles de familias que requieren y exigen una respuesta de la Policía.

Acotó que muchos casos de desapariciones han quedado en el olvido desde hace muchos años, por falta de una acción de la Policía Judicial y otros estamentos.

“Hoy la nueva filosofía de trabajo policial es atender, trabajar y escuchar las necesidades de los familiares de las personas desaparecidas. Además condolerse de esas personas y dar una respuesta”, ratificó el alto oficial.

Más trabajo y más responsabilidad
“Es un honor trabajar en homicidios por el lapso de 6 años y me es grato continuar en este trabajo para dar a conocer a la ciudadanía los resultados de las investigaciones. Me alegra que tengamos los medios logísticos que requerimos para dar los resultados que esperan las autoridades y satisfacer lo que la ciudadanía demanda”, señaló muy animada Glenda Sánchez, sargento segundo de Policía.

Ella pertenece a la provincia de Tungurahua donde manifestó que afortunadamente de los casos suscitados la mayoría han sido descubiertos y resueltos. Hoy más que nunca están dispuestos a trabajar de manera positiva porque se deben a la sociedad.

 

Fuente. Ministerio del Interior