Expolicía acusado de disparar una bomba lacrimógena contra un estudiante se entregó a la Policía

El expolicía Patricio Hernán Salazar, acusado de disparar la bomba lacrimógena que dejó en coma al estudiante del Colegio MejíaÉdison Cosíos hace más de dos años en una manifestación fuera de ese establecimiento, se entregó la mañana de este lunes a la Policía Judicial de Pichincha.

A su llegada a la Policía Judicial, Salazar manifestó que era inocente y que la Fiscalía no pudo aportar con pruebas que demuestren que él disparó el arma no letal. Sin mbargo, dijo que como exmiembro de la Policía, a él le enseñaron a respetar la Ley y que la condena de cinco años de prisión debe cumplirla.

Pie de foto API: El expolicía Patricio Hernán Salazar (i).