Mujeres policías que trabajan y disfrutan su maternidad

Zuly Bulgarín Carrión, de 27 años de edad, trabajaba en la Unidad de Policía Comunitaria Los Esteros hasta antes de conocer de su estado de gestación. Sus jefes le apoyaron dándole el paso al Departamento de Violencia Intrafamiliar.  Ahora ejerce funciones en oficina. Ahora con 9 meses de embarazo, ella cuenta que tiene un hijo de 5 años y que este es su segundo embarazo, ¨Estoy feliz por ser madre y ejercer mi profesión sin impedimento. Me gustaría que mis vástagos también pertenezcan a las filas policiales¨, agregó.

Jenny Chávez, otra futura madre, relata que de niña jugaba a ser policía. Este era el sueño de su padre, quien murió cuando ella tenía solo dos años. Cuenta que era parte del protocolo de la Asamblea Nacional y que ahora labora en la comandancia de la Unidad de Vigilancia Comunitaria Modelo, mientras dura su periodo de gestación.

Similar situación vive la agente Glenda Pallo Cosquillo, quien trabajaba en Quito en servicio urbano.  Al enterarse de su embarazo recibió todo el apoyo de la entidad para obtener su paso a Guayaquil y poder estar mayor tiempo con su esposo.  Actualmente presta una ayuda valiosa en el departamento de Archivo del Distrito Centro.

El esposo de Pallo, Luis Cerezo, indica que está muy agradecido con la Policía Nacional porque su mujer puede continuar laborando.  Sabe que eso le hace feliz. “Glenda lleva con orgullo su uniforme y dice que laborará hasta el día que su bebé nazca”, explica.

La coronel Tania Varela, jefa del Distrito Centro, manifiesta que es difícil ser policía y madre al mismo tiempo, pero es posible. “Cuando son pequeños son más llevaderos, mientras más crecen los problemas son más grandes. Ser progenitoras es una bendición y aquí les apoyamos con gusto¨, expresó.

Existen alrededor de 20 mujeres policías embarazadas laborando en los 9 distritos de Guayaquil.


Ley de maternidad

La ley de personal de la Policía Nacional en su artículo 33, de acuerdo a las normas legalmente establecidas para la madre trabajadora, menciona que el personal femenino tendrá derecho a permisos por embarazo y maternidad.

El artículo 152 del Código de Trabajo prescribe:

“Toda mujer trabajadora tiene derecho a una licencia con remuneración de doce (12) semanas por el nacimiento de su hija o hijo; en caso de nacimiento múltiple, el plazo se extiende por diez días adicionales. La ausencia al trabajo se justificará mediante la presentación de un certificado médico otorgado por un facultativo del Instituto de Seguridad Social y a falta de éste, por otro profesional certificado en que debe constar la fecha probable del parto o la fecha en que tal hecho se ha producido”.

Fuente: Ministerio del Interior – Luis Viera