Maruri vuelve a ganar el Cóndor de Oro

Tras ausentarse el año pasado del concurso, la agencia Maruri retornó ahora, pero triunfante. En la noche del sábado, la empresa guayaquileña alzó el trofeo del Cóndor de Oro, que la acredita como una de las más destacadas agencias de publicidad del país.

La velada, que combinó la elegancia de estilizadas figuras femeninas y la informalidad de la excéntrica moda de algunos creativos, inició pasadas las 21:00. Hasta ese momento nadie, con excepción del jurado y organizadores, conocía que este año el premio sería para una publicidad radial de MultiCbrina, un suplemento vitamínico de Nature Garden que mejora la memoria.

La idea consistió en armar una cuña que incentivara al radioescucha a grabarse una dirección de página web tan larga y divertida, incitándolo a memorizarla para ganar a cambio supuestos premios.

Con mensajes alusivos, explicó Eduardo Maruri, propietario de la agencia, “se logró transmitir el beneficio del producto”, pero de una forma novedosa. “Por primera vez una campaña en Ecuador combina dos medios: Radio e Internet. Logramos hacer una cuña radial que lleve a la gente a usar Internet”, explicó.

La pieza fue electa entre 415 trabajos que presentaron las 18 agencias publicitarias que obtuvieron su pase para la semifinal. Además del Gran Cóndor, Maruri ganó otras 11 estatuillas entre oro, plata y bronce, por los trabajos que realizó en categorías como Televisión, Diseño, Vía Pública No Tradicional, Prensa y Revista.

Maruri solo fue derrotada en la categoría Televisión, pues la agencia Rivas Herreras se llevó el mayor galardón de oro en esa mención, al publicitar el horario de atención de la papelería Juan Marcet. Otras firmas que también destacaron fueron Salviteri Ogilvy, que se llevó el Cóndor de Oro en las categorías Internet y Medios Electrónicos y Promociones; Norlop JWT, una estatuilla de plata por su Campaña Social; y Koening and Partners, una de plata por sus piezas publicadas en prensa y revista.

Mónica Cabeza de Vaca, vicepresidenta de la Asociación Ecuatoriana de Agencias de Publicidad (AEAP) y presidenta del certamen, destacó el esfuerzo de los publicistas por mejorar el contenido de las piezas. Está convencida de que “ese trabajo llevará a las agencias a estar al mejor nivel de la región”.

Una opinión parecida tuvieron los cuatro jurados internacionales que evaluaron cada uno de los trabajos. El uruguayo Estevan Sacco visitó el país por segundo año consecutivo. Ahora, dijo, “se sorprendió para bien” al revisar creaciones que esta vez han reforzado el concepto de marcas. “El año pasado había buenas ejecuciones”, pero eran débiles en ese factor que permite que el consumidor se construya la imagen y la identidad de un producto, pero a largo plazo.

Sin embargo, Sacco y el argentino Diego Castillo, también jurado, coincidieron en que aún se deben pulir más las ideas y perfeccionar el acabado final de los trabajos. Para eso, añadió Sacco, no necesariamente se debe contar con un gran presupuesto, sino intentar producir “con ideas frescas y novedosas”.

Ese concepto lo tiene claro Álvaro Fernández, vicepresidente de la Agencia Publicita, una de las más antiguas del país con 58 años en el mercado.

No obstante, señala que para competir a nivel internacional las productoras locales deben desarrollarse, aún más cuando en Ecuador rige una Ley de Comunicación que obliga a las agencias a elaborar sus trabajos dentro del país.

Esas limitaciones se convierten en un desafío para las industrias publicitarias del país, incluso para Maruri, que espera mantener su posición como una de las principales agencias de Iberoamérica. El 2013 es su año, dice. No solo lograron recuperar el Cóndor que ganaron en el 2011, sino pisar fuerte en el escenario internacional al obtener 5 Leones en el reciente festival de Cannes (Francia).