Dragado de islote El Palmar iniciará el próximo mes

La consolidación del islote El Palmar comenzará en la segunda quincena de septiembre próximo. La  Secretaría Nacional del Agua (Senagua) informó que en ese plazo se dragarán los sedimentos que están  frente a  La Puntilla (Samborondón).

La entidad precisó que el trabajo comenzará cuando se termine el relleno de los  geotubos (mangas formadas por medio de geotextiles de alta resistencia, diseñados para ser llenados en su interior con material dragado) que formarán un muro de contención en  el borde del islote, localizado en el río Guayas.

La instalación de estos elementos comenzó hace dos semanas, bajo la coordinación de 20 técnicos del Servicio de Dragas de la Armada (Serdra).

Al respecto, Byron Sanmiguel, director de dragado de la Senagua, explicó que la fabricación de los geotubos demoró aproximadamente tres meses, entre la subasta de ofertas convocada por el Instituto Nacional de Contratación Pública y la construcción de estos elementos que se realizó en Estados Unidos.

Normalmente, en tierra firme, el muro de contención se lo desarrolla con una retroexcavadora para levantar un dique de tierra grande. “Acá, por asuntos de conservación, se han elaborado unos geotubos que serán llenados a través de una tubería de 9 pulgadas de diámetro”.

Para el relleno de estos elementos se utilizará una draga pequeña que ya se encuentra instalada cerca del islote. La draga más grande, cuya capacidad es 70,5 toneladas,  será traída  el siguiente mes.

Sanmiguel manifestó que los geotubos que rodearán El Palmar evitarán que los sedimentos, compuestos   70% de arena y 30% de lodo, que consolidarán el islote se regresen al río. “La draga, a través de una tubería, expulsa el agua para regresarla al río y el sedimento se queda en el islote, cubriéndolo dos metros, ya consolidado”.

Los tres objetivos de la gestión impulsada por Senagua son evitar inundaciones en partes altas, como La Puntilla; hacer un canal navegable en seis meses e impedir que las aves que se posan en el islote causen problemas en la aeronavegación del Aeropuerto José Joaquín de Olmedo. La obra será fiscalizada por la Espol.

Según Senagua, se cumplirá con el plazo de 11 meses previsto en el convenio interinstitucional firmado con la Prefectura del Guayas, en febrero pasado, para la primera fase del dragado.

En la etapa inicial, en la que se invertirán aproximadamente 4 millones de dólares, se retirarán 290.000 metros cúbicos de sedimentos que serán colocados, en cuatro bloques, sobre el islote El Palmar.

El Servicio de Dragas de la Armada explicó que se aprovechó la convocatoria para contratar la fabricación de los geotubos para realizar el primer desbroce de la vegetación para colocar las mangas geotextiles, en mayo pasado, pero la acción tomó menos tiempo del previsto y habrá que repetirla previo al dragado.

Para consolidar El Palmar se utilizará, según lo previsto inicialmente, la draga María DA-00-0052 para absorber el limo y, con apoyo de otra máquina, colocarlo sobre El Palmar.

La Dirección de Ambiente de la Prefectura del Guayas  se encargará del monitoreo del proceso para controlar la mitigación del impacto ambiental, los desechos atmosféricos que pudieran generar las dragas y  derrames pequeños de las maquinarias. La Espol, en cambio, se encargará de la fiscalización de los trabajos.

En la segunda fase, que iniciará al término de la primera, se prevé retirar más de 3,5 millones de metros cúbicos de residuos, en el lapso de cuatro años. Los sedimentos que se draguen en lo posterior servirán para implementar el relleno hidráulico en los sectores Durán y Guayaquil.

Entre los puntos considerados están  El Arbolito, 16 de Octubre, Primavera 2, Cerro Redondo, Los Tubos y El Recreo, en el vecino cantón; Parque Samanes en Guayaquil  y la parroquia Puná.