Santos valora que la UE no considere terroristas a las FARC

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, valoró este lunes (13.11.2017) que la Unión Europea haya decidido eliminar a las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de su lista de organizaciones terroristas, asegurando durante su visita de Estado a Portugal que se trata de un “importante paso” que ayuda a la reconciliación y a la estabilización del proceso de paz.

“Hoy la Unión Europea dio otro paso importante en el camino de reconciliación de los colombianos y decidió quitar a las FARC de lista de terroristas”, resaltó Santos en su discurso durante una ceremonia celebrada en su honor en la Asamblea de la República portuguesa, en Lisboa. Luego, durante la recepción de un Doctorado Honoris Causa que le otorgó la Universidad Nova, insistió en el punto.

“Las FARC hoy son un movimiento político que defiende sus ideas dentro de la democracia y no más con la violencia. Ese es el fin de todo proceso de paz: cambiar las balas por los votos, las bombas por los argumentos, y hoy se dio un paso importante en ese dirección cuando la Unión Europea acaba de sacar de la lista de terroristas a las FARC”, dijo el mandatario colombiano.

“Paso lógico”

Santos recordó que el acuerdo de paz que firmó su Gobierno con las FARC fue “un pacto de humanidad que se centró en los derechos de las víctimas de esta guerra”, y aseguró que la firma “es sólo el principio y hay que implementarlo de la mejor forma”. Por su parte, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), el partido político creado tras el desarme del grupo guerrillero, consideró “lógica” la decisión. “Hemos dado un salto a la política sin armas. La decisión de la UE es consecuente y lógica”, señaló el movimiento.

El Gobierno y las FARC firmaron el acuerdo de paz hace casi un año en Bogotá, al término de una negociación que empezó en 2012 en La Habana. Las FARC, que por 52 años de llamaron Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, se concentraron entonces en campamentos para preparar su desmovilización y en agosto terminaron de entregar sus armas a las Naciones Unidas.

Fuente: DW