La calificadora china Dragong Global Credit Rating también bajó la nota de Venezuela

En un comunicado, emitido por la firma de crédito china, se explicó que “la sombría perspectiva de la reestructuración de la deuda causa una considerable incertidumbre sobre si el gobierno venezolano puede pagar sus deudas que vencen, lo que puede resultar en altos riesgos de incumplimiento”.

Según detalló El NacionalDragong Global indicó que Venezuela no tiene capacidad de crear riqueza por sí misma, mientras que las fuentes de pago de la deuda son muy frágiles, por lo tanto, hay riesgo de una baja solvencia en los futuros pagos que deba efectuar el país.

Otro de los aspectos que contempla el documento es la constante depreciación del bolívar y caída de las reservas internacionales que aumentan la incertidumbre sobre los pagos de deuda externa que afronta el país. “Al cierre de 2016, las reservas internacionales de Venezuela cayeron a 11 mil millones de dólares. Se prevé que sigan cayendo en 2017 y 2018”, reza el comunicado.

Jornada crucial para Maduro

Venezuela celebrará este lunes una reunión crucial con acreedores en Caracas para discutir su plan de renegociación de la deuda externa, al tiempo que tenedores de bonos analizarán en Nueva York el retraso de sus pagos, entre fuertes temores de un default.

El presidente Nicolás Maduro aseguró que Venezuela “nunca” se declarará en default, al renovar a los tenedores su invitación al encuentro a las 18H00 GMT para renegociar la deuda del país y su petrolera PDVSA, de unos 150.000 millones de dólares.

“Han jugado a que Venezuela se declare en default ¡Nunca! El default nunca llegará a Venezuela. Nuestra estrategia es renegociar y refinanciar toda la deuda”, afirmó el domingo.

Analistas auguran poco éxito a la cita, pues las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela prohíben a sus inversionistas negociar deuda venezolana. Un 70% de los tenedores de bonos son estadounidenses y canadienses. /Infobae