Las protestas contra la corrupción impiden la celebración oficial de la Independencia

El Constitucional de Guatemala suspende la reforma que exoneraba de responsabilidad a los secretarios generales y candidatos de los partidos de la posible financiación ilegal de sus campañas políticas.

La Corte de Constitucionalidad de Guatemala suspendió este jueves (14.09.2017) las reformas al código penal que garantizan impunidad a la alta dirigencia partidaria del país y que habían provocado fuerte indignación en la población. El fallo deja en suspenso la reforma aprobada ayer, que exime de toda responsabilidad a los secretarios generales y candidatos de partidos políticos por financiamiento ilícito en las campañas electorales.

Los manifestantes rompieron vallas de seguridad e instalaciones en la Plaza Central de la capital guatemalteca, en el marco de las celebraciones por la Independencia, obligando a la suspensión de los actos en momentos en que se esperaba la presencia del presidente Jimmy Morales. Los manifestantes gritaron consignas contra el mandatario, cuya credibilidad se deterioró esta semana por escándalos relacionados con actos ilegales y de corrupción.

Incluso la tradicional izada de bandera se canceló. El cuerpo de cadetes designado para cumplir con este acto optó por doblarla y protegerla, para luego trasladarla bajo custodia. En la misma plaza, los inconformes se apropiaron del palco de honor donde ya estaban presentes varios ministros de Estado, que tuvieron que huir y se resguardaron ingresando al Palacio Nacional de la Cultura, sede emblemática del Ejecutivo.

Las protestas comenzaron el miércoles, cuando el Congreso aprobó con carácter “de urgencia nacional” un inesperado decreto que garantiza la impunidad para los secretarios generales de partidos políticos al eximirlos del delito de financiamiento electoral ilícito. Por este delito fue denunciado el presidente Morales el 25 de agosto por el Ministerio Público (Fislacía) y por la Comisión Internacional Contra la Impunidad para Guatemala (CICIG).

DW