Ascienden a 22 los heridos del atentado en metro de Londres

Veintidós personas resultaron heridas este viernes por la mañana, ninguna de gravedad, por la explosión de una bomba casera en el metro de Londres en plena hora punta, informó el Servicio Nacional de Salud (NHS).

“El Servicio de Ambulancias de Londres trasladó a 18 pacientes a hospitales y los otros acudieron por su propio pie”, anunció el NHS en su comunicado, precisando que los heridos se repartieron en cuatro hospitales próximos a Parsons Green, en el sudoeste de Londres, donde ocurrieron los hechos.

“El subcomisario Neil Basu, principal coordinador nacional de contraterrorismo, lo declaró un suceso terrorista”, informó la policía en un comunicado, pidiendo a la gente que evite la zona.

“Estimamos ahora que fue la detonación de un artefacto explosivo casero” que provocó sobre todo “quemaduras por un fogonazo”, dijo a la prensa Mark Rowley, responsable antiterrorista de la policía, sin proporcionar información sobre el/los autores del atentado.

Según una periodista de Metro.co.uk que estaba en el lugar, hay gente que resultó “muy quemada” y había perdido el pelo.

En un vídeo y fotos publicadas por testigos en las redes sociales se podía ver un cubo de plástico acabando de arder. El cubo, como los que se usan tradicionalmente para pintura, estaba dentro de una bolsa de plástico y de él salían unos cables.

Los hechos se produjeron poco después de las 08H00 de la mañana, en el momento más concurrido del metro londinense, cuando no cabe un alfiler en los vagones.

La estación de Parsons Green está en el sudoeste de Londres, en el barrio de Fulham, una zona de clase media-alta.

“Nos avisaron a las 08H20 (07H20 GMT)”, explicó el servicio de ambulancias en un comunicado, precisando que cinco minutos después estaban ahí.

“Despachamos múltiples recursos al lugar”, añadió el comunicado.

Los testigos coincidían en que había heridos, pero no se ponían de acuerdo sobre su gravedad.

Un testigo, Richard Aylmer-Hall, de 53 años, explicó a la agencia británica Press Association que vio a varias personas heridas pisoteadas en la estampida que siguió al incidente, pero que no creía que el estallido de la bolsa hubiera herido directamente a alguien.

“Estaba en el metro, acabábamos de parar en Parsons Green, iba de camino desde Wimbledon a Paddington, y de repente se desató el pánico, mucha gente gritaba”, explicó.

“Había una mujer en el andén que dijo haber visto una bolsa, un fogonazo y un estallido, algo había obviamente explotado”, añadió el testigo, que en el momento previo a la estampida andaba con sus auriculares puestos y leyendo.

“Estaba absolutamente abarrotado, hora punta en el tren de la línea District”, narró.

“Vi a mujeres que lloraban, muchos gritos, hubo algunos empujones bajando por las escaleras a la calle”, agregó.

“Empujaron a algunas personas y las pisotearon, vi a dos mujeres atendidas por personal de ambulancias”, prosiguió.

Aylmer-Hall estimó: “no creo que nadie resultara herido por el artefacto en cuestión o lo que fuera”.

– “Gente cubierta de sangre” –

El Reino Unido ha sufrido cinco atentados desde el 22 de marzo y vive en estado de alerta. En la escala de amenaza terrorista de las autoridades, el nivel es el segundo más alto, “severo”, que significa que un atentado es “altamente probable”.

El ministro de Relaciones Exteriores Boris Johnson, el primer miembro del gobierno que comentó el suceso, llamó a la calma. “Obviamente, todo el mundo debería mantener la calma y seguir con sus vidas con normalidad, con tanta normalidad como puedan”, dijo a Sky News.

“Tengo presente en mis pensamientos a los heridos de Parsons Green y a los servicios de emergencia que, una vez más, están respondiendo rápida y valientemente a este presunto suceso terrorista”, dijo posteriormente la primera ministra, británica Theresa May, que presidirá en las próximas horas una reunión urgente de su gabinete de seguridad.

Mientras, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, aseguraba que la ciudad “nunca se dejará intimidar o derrotar por el terrorismo”.

“Explosión en un tren de la línea District en Parsons Green. Bola de fuego atravesó el vagón, saltamos por la puerta abierta”, escribió en su cuenta de Twitter @Rrigs, quien viajaba en el metro y publicó fotos del presunto artefacto.

Otro pasajero identificado solo como Lucas dijo a la radio BBC: “Escuché una explosión realmente fuerte”.

“Vi a gente con heridas leves, quemaduras en la cara, brazos, piernas, heridas diversas”, narró.

Otro testigo, Sham, aseguró a la misma radio que había visto a un hombre con la cara cubierta de sangre. “Había mucha gente renqueante y cubierta en sangre”, aseguró.

 

Fuente: afp.com