El director de la CIA aseguró que Corea del Norte avanza en su programa de misiles nucleares “a una velocidad alarmante”

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, en inglés), Mike Pompeo, aseguró este domingo que no hay “nada inminente” en la crisis entre Estados Unidos y Corea del Norte aunque dijo que no se sorprendería si Pyongyang realiza otra prueba de misiles debido a la “velocidad alarmante” de su programa militar.

Sus declaraciones llegan una semana después de que el presidente Donald Trump prometiera “fuego y furia” si el régimen de Kim Jong-un continuaba con sus amenazas. Inmediatamente después Corea del Norte advirtió de un posible ataque a la isla estadounidense de Guam.

“No hay nada inminente hoy”, declaró Pompeo a Fox News sobre una posible guerra nuclear. “Pero no se equivoquen, las crecientes chances sobre la caída de un misil nuclear en Denver [ciudad de Colorado] son una amenaza seria”, agregó.

El presidente Donald Trump, junto a su asesor H. R. McMaster, a su derecha, y el vicepresidente Mike Pence y el director de la CIA Mike Pompeo, a su izquierda (AFP)

El presidente Donald Trump, junto a su asesor H. R. McMaster, a su derecha, y el vicepresidente Mike Pence y el director de la CIA Mike Pompeo, a su izquierda (AFP)

Consultado sobre esta respuesta, Pompeo explicó: “A lo que me refiero es que escuché a la gente hablar de que estamos al borde de la guerra nuclear, no hay inteligencia que indique que estamos en ese lugar hoy“.

También aseguró que la CIA tiene “una buena idea” de lo que está pasando en Corea del Norte.

Con respecto al programa de misiles balísticos de Pyonyang, principal fuente de tensiones en los últimos tiempos, el experto en inteligencia cree que seguirá avanzando y advirtió: “No me sorprendería que haya otra prueba”.

El mes pasado el régimen norcoreano probó con éxito un misil intercontinental (ICBM) que tiene el alcance para llegar al territorio de Estados Unidos.

El lanzamiento reciente de un Hwasong-12 (Reuters)

El lanzamiento reciente de un Hwasong-12 (Reuters)

Mientras que la semana pasada el Washington Post reportó que Pyongyang habría logrado fabricar una ojiva nuclear para montar sobre un ICBM, citando fuentes de inteligencia de los Estados Unidos.

Con respecto a estos dos hechos, Pompeo no pudo decir cuánto falta para que el régimen pueda lanzar ataques nucleares intercontinentales, pero indicó que “están avanzando en esa dirección a una velocidad cada vez más alarmante”.

Pompeo considera que Kim Jong-un no está loco como muchos creen.“Yo lo describiría como un actor racional, que ha respondido a circunstancias adversas. Mientras los Estados Unidos sigan aplicando presión diplomática en el régimen, confío que él lo entenderá”, dijo. /Infobae