Trump se inmiscuye en elecciones francesas tras tiroteo en París

Donald Trump, quien se enorgullece de haber roto los códigos tradicionales con su ascenso sorpresivo a la Casa Blanca, agita la idea de que otros sacudones políticos están por venir en el resto del mundo.

A dos días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia, Trump predijo este viernes que el atentado cometido en el corazón de París y reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI) tendrá repercusiones en los comicios, haciendo un guiño a que se esperen sorpresas.

“Otro ataque terrorista en París. El pueblo de Francia no tolerará mucho más de esto. Tendrá un gran efecto sobre la elección presidencial!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter horas después de que un atacante matará a balazos a un policía e hiriera a otros dos en la avenida de los Campos Elíseos.

Más tarde el presidente de Estados Unidos afirmó que el ataque ayudaría probablemente a la candidata de extrema derecha Marine Le Pen porque “es la más firme sobre las fronteras y la más firme sobre los eventos recientes en Francia”.

Después del atentado, Le Pen, quien encarna una parte de la ola populista en Francia, estimó que “durante los diez años bajo gobiernos de derecha e izquierda, todo se hizo” para que Francia pierda la guerra contra el terrorismo.

Marine Le Pen fue una de las primeras en felicitar a Donald Trump por su victoria en las elecciones de noviembre. Aunque la candidata tomó distancia con el mandatario, por ejemplo, en temas como Siria, llegó a elogiar las políticas proteccionistas del republicano.

Brexit y pronósticos 

Hasta ahora Trump había sido cuidadoso de no dar declaraciones directamente sobre las elecciones francesas. En enero, cuando Le Pen fue vista en el lobby de la Trump Tower en Nueva York, el equipo del millonario claramente afirmó que no había una reunión prevista entre ambos.

Pero más allá del caso particular de Francia, Trump tiene la idea de que su ascenso al poder marca el inicio de una nueva era y que será seguida por otras sorpresas electorales mayores. Semanas atrás pronosticó que otros países dejarán la Unión Europea.

“Yo predije muchas cosas. Dije ‘el Brexit va a ocurrir’, y todo el mundo se rió, y el Brexit pasó”, afirmó el mandatario a finales de marzo.

Su intervención sobre las elecciones francesas, particularmente divididas entre cuatro candidatos principales, ocurre 24 horas después de las declaraciones sobre el tema realizadas por su predecesor Barack Obama.

El expresidente demócrata tuvo una conversación telefónica con el candidato centrista francés Emmanuel Macron, quien comparte con Le Pen el primer lugar en los sondeos sobre la preferencia de los electores franceses.

Sin darle su apoyo oficial a Macron, Obama claramente le dio un leve espaldarazo, sabiamente puesto en escena por el candidato del movimiento En Marcha, quien divulgó en Twitter un extracto del diálogo telefónico.

Otros dos presidentes estadounidenses se implicaron, de un modo mas o menos directo, en elecciones de dirigentes extranjeros. Un ejemplo recordado es cuando Bill Clinton durante la elección israelí en 1996, no escondió su preferencia por el candidato laborista Shimon Peres ante el aspirante de Likoud, Benjamin Netanyahu.

La intervención del mandatario estadounidense no tuvo el efecto previsto: “Bibi” ganó la elección.

¿Donald Trump tiene un candidato preferido para las presidenciales francesas? “No”, respondió lacónico su portavoz Sean Spicer.

Fuente: el-nacional.com