Manizales pasó otra noche intranquila por lluvias luego de la tragedia

Una tormenta eléctrica que cayó en la noche del miércoles y la madrugada de este jueves mantuvo a los manizaleños de nuevo en alerta, tras los deslizamientos que se produjeron 24 horas antes y que dejan al menos 17 muertos y siete personas desaparecidas en diferentes puntos de la ciudad.

El alcalde Octavio Cardona confirmó que el aguacero dejó una vivienda colapsada por deslizamiento en el barrio Camilo Torres, uno de los que también presentó afectación el miércoles. El mandatario acudió al lugar con dos móviles de Bomberos para atender la emergencia, en la que fue rescatada una madre con su bebé.

Además, varias zonas de la ciudad tuvieron que ser evacuadas de manera preventiva, entre estas un sector del barrio Aranjuez adicional a los que ya se habían tenido que desocupar desde el miércoles en la mañana. Esta área fue una de las más afectadas por las primeras emergencias, pues allí murieron tres personas por cuenta de un deslave del cerro Sancancio.

Con 31 unidades de Bomberos pendientes para atender nuevos sucesos, la capital de Caldas permanece en alerta roja. En la madrugada del jueves, atendieron llamados también en barrios como Pío XII, El Aguacate, Zafiro, Villa Pilar, El Guamo y Bosques del Norte, entre otros. En algunos de estos, se descartaron afectaciones graves.

La intensidad de las precipitaciones disminuyó sobre las 2:00 a. m., lo que ha permitido que algunas quebradas desbordadas vuelvan a su cauce normal.

El alcalde Cardona reportó normalidad en los albergues donde se refugian los damnificados, que son cerca de un centenar de familias, y llamó a los ciudadanos a estar atentos de las informaciones oficiales y evitar la reproducción de mensajes falsos que circulan por redes sociales.

La búsqueda de desaparecidos en el barrio Persia se reanudó a partir de las 6:00 a. m.

La ministra de Vivienda, Elsa Noguera, y el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria, visitarán este jueves las áreas afectadas para evaluar las inversiones necesarias por parte del Gobierno Nacional. Además, el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, permanece en la ciudad.

Entre tanto, todas las instituciones educativas de Manizales, tanto públicas como privadas, mantienen la suspensión de sus actividades académicas y administrativas y evalúan la posibilidad de mantener la medida hasta el viernes.

A lo largo del día, están programadas diferentes iniciativas de recolección de ayudas y apoyo voluntario a las víctimas de los barrios más afectados en la ciudad.

Sobre las 6:00 p.m., frente a la catedral Nuestra Señora del Rosario, en la plaza de Bolívar, también habrá un acto simbólico convocado por estudiantes, donde se encenderán velas en homenaje a los fallecidos.

Fuente: eltiempo.com