Erdogan intensifica guerra de palabras con la UE

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, insinuó hoy (26.11.2016) la posibilidad de que el estado de excepción vigente en su país tras la intentona golpista del 15 de julio pueda prolongarse por otros tres meses.   “Tal vez sea extendida por otros tres meses (…) ¿Qué les parece?”, afirmó Erdogan, citado por la agencia estatal de noticias Anadolu, ante miles de personas en Estambul.

Por su parte, el primer ministro turco, Binali Yildirim, declaró hoy que la Unión Europea debe decidir “con quien coopera” y elegir entre Turquía o “grupos terroristas”, en referencia a las acusaciones de Ankara que la UE permite propaganda de la guerrilla kurda PKK en algunos países. “Siempre decís que ‘Turquía es clave para la seguridad de Europa”, dijo Yildirim, según el diario Hürriyet en su versión electrónica. “Turquía es un país que da refugio a millones de personas. La humanidad está aquí”, añadió, y expresó su esperanza en que “los líderes de Europa no consientan dañar 50 años de relaciones entre Turquía y Europa”.

Bajo el estado de excepción, que expirará en enero, el Gobierno de Erdogan despidió a unos 75.000 empleados públicos y miembros de las fuerzas de seguridad, arrestó a más de 37.000 otros y cerró cientos de asociaciones y medios de comunicación.  También fueron detenidos diez diputados del Partido Democrático del Pueblo (HDP, prokurdo), y más de 120 periodistas.  Según los críticos, la represión desencadenada a raíz del fallido golpe de Estado, inicialmente dirigida contra los seguidores del movimiento que encabeza el clérigo Fetullah Gülen, se ha extendido a un sector más amplio de la oposición.