Donald Trump respondió a los intentos de recontar los votos: “Es una estafa”

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, calificó de “estafa” del Partido Verde el “ridículo” recuento de votos que realizará el estado de Wisconsin, donde el magnate ganó por un estrecho margen en las elecciones del pasado 8 de noviembre.

La gente ha hablado y la elección ha terminado“, subrayó Trump en un comunicado divulgado por la oficina de transición presidencial.

Wisconsin, uno de los estados ganados por muy poco margen por Trump, vencedor de las elecciones, anunció el viernes que hará un recuento de los votos en respuesta a la petición de dos candidatos presidenciales minoritarios, la del Partido Verde, Jill Stein, y el independiente Rocky Roque De La Fuente. A su vez, el Partido Demócrata anunció que apoya la iniciativa.

Por ello, Trump calificó el recuento de votos como “es una estafa del Partido Verde para llenar sus arcas” y resaltó que los resultados de las elecciones del 8 de noviembre “deben ser respetados en lugar de desafiados, que es exactamente lo que está haciendo Jill Stein”.

La Comisión Electoral de Wisconsin, donde Trump se impuso a la demócrata Hillary Clinton por poco más de 20.000 votos, anunció que “se está preparando para proceder con un recuento estatal de los votos para presidente de Estados Unidos”, de acuerdo con lo solicitado por Stein y De la Fuente, según anunció su administrador, Michael Haas.

En su comunicado, Trump denunció que lo que verdaderamente persigue con este recuento Stein, “quien recibió menos del uno por ciento” del voto popular y “ni siquiera estuvo en la boleta electoral en muchos estados”, es “llenar sus arcas con dinero”.

Posteriormente, recordó que Hillary Clinton aceptó los resultados de la elección en la llamada que sostuvieron al final de esa jornada. “Nada cambiará“, expresó en su cuenta de Twitter.

Además, el republicano recordó las frases con las que Clinton lo fustigó por no asegurar que reconocería el resultado. “Se gastará tanto tiempo y dinero. ¡Triste!”, sentenció.

A su vez, la Casa Blanca indicó que las elecciones fueron “libres y justas”.

La campaña de Stein lanzó el miércoles una iniciativa de recaudación de fondos para financiar un recuento de votos en Wisconsin, Pensilvania y Michigan, y obtuvo hasta este domingo más de USD 6 millones.

En Michigan Clinton perdió ante Trump únicamente por unos 10.000 votos, mientras que en Pensilvania la diferencia a favor del empresario hotelero fue de unos 71.000. Los fondos recolectados alcanzan para impulsar la logística del proceso en Wisconsin y Pensilvania, y el objetivo de Stein es llegar a los USD 7 millones para poder costear también la revisión en Michigan.

De acuerdo con la campaña de la candidata Verde, hay pruebas “convincentes” de “anomalías” en la votación en esos tres estados y, por ello, es necesario verificar fundamentalmente los resultados de los condados que dependen de máquinas de sufragio electrónicas. Sin embargo, el analista estadístico Nate Silver apuntó que esas diferencias desaparecen cuando se compara el mapa considerando factores como la edad, el sexo y los ingresos.

La campaña de Clinton, quien supera a Trump por más de 2 millones de apoyos en el voto popular, respaldó la decisión de volver a contar las boletas, aunque admitió no haber detectado irregularidades en las elecciones.

Durante la campaña, fue Trump quien alertó en muchas ocasiones de un posible fraude electoral y denunció que el sistema estaba “amañado” en su contra, e incluso llegó a amenazar con no reconocer los resultados de los comicios si no le eran favorables. /Infobae