Francia: último debate de candidatos conservadores

En un encuentro con tono moderado, Fillon y Juppé, ambos ex primeros ministros, desplegaron sus propuestas y trataron de distinguirse mutuamente en el último debate del jueves, evitando lanzarse ataques directos al subrayar su pertenencia al mismo partido.

“Este debate no debería ser para dividir”, dijo Fillon al comienzo. “Porque cualquiera sea la elección de este domingo, nosotros juntos somos los que implementaremos el plan que elija Francia”, agregó. El foco de ambos candidatos estuvo puesto en las propuestas para revivir la economía francesa y reducir el desempleo.

Con pequeñas diferencias, ambos apoyaron medidas para extender la jornada laboral y hacerla más flexible, como así también posponer la edad jubilatoria. Además, ambos apoyaron mayores recortes en el gasto público y la modernización del Estado.

No obstante, cuando Fillon fue cuestionado por los tres periodistas que moderaban el debate acerca de su propuesta para llevar de 35 a 48 horas semanales la jornada laboral francesa, el candidato retrocedió y dijo que sólo impulsaba una mayor flexibilidad para que los empleadores negocien con sus empleados.

Francia y la multiculturalidad

Consultado sobre si Francia debía ser una sociedad multicultural, Juppé dijo que el país estaba compuesto por personas de diferentes orígenes, religiones y colores de piel. “Esto es una riqueza (…) una fortaleza”, añadió.

Fillon, en cambio, respondió con un “no” rotundo y afirmó que los extranjeros deben adaptarse e integrarse a Francia, aprendiendo su historia y adoptando sus valores.

Relaciones con Rusia, EE. UU. y Europa

Sobre las relaciones de Francia con Rusia, Juppé y los moderadores criticaron los aparentes vínculos de Fillon con el Kremlin, al afirmar que ha sido el primer candidato en recibir su apoyo.

En cuanto a Estados Unidos, Fillon apuesta también por mejorar sus relaciones con ese país. El próximo presidente francés se encontrará ante el desafío de “volver a crear una relación abierta y sólida no sólo con los rusos, sino también con los estadounidenses”, señaló.

En política europea, Fillon aboga por crear un directorio político a nivel de jefes de Gobierno al frente de la Eurozona, integrada por 19 países, además de hacer más por la seguridad, mejorando, por ejemplo, la protección de las fronteras externas. Fillon parte como favorito y se sitúa por delante en las encuestas, con un 44 por ciento de los apoyos, frente al 29 por ciento de Juppé.

Las elecciones presidenciales en Francia se celebrarán el 23 de abril y si es necesario habrá una segunda vuelta el 7 de mayo. Debido a los bajos índices de popularidad del presidente socialista François Hollande y de su partido, se prevé que esa segunda vuelta se dirima  entre el candidato conservador y la dirigente de ultraderecha Marine Le Pen.

Fuente: dw.com