Viuda de Pinochet declarará como inculpada por malversación de fondos

Santiago de Chile, 23 nov (EFE).- Lucía Hiriart, la viuda del fallecido dictador chileno Augusto Pinochet, deberá declarar el próximo 14 de diciembre como inculpada en un juicio por presunta malversación de fondos en una fundación benéfica que presidía, informaron hoy fuentes judiciales.

A petición de la familia, debido a la avanzada edad de la mujer (93), la diligencia será cumplida en el domicilio de Hiriart, en el acomodado sector santiaguino de La Dehesa, por el juez especial Guillermo de la Barra, quien investiga irregularidades financieras en la Fundación Cema Chile.

Se trata de una institución de centros de madres de la que Hiriart fue designada presidenta “a perpetuidad” durante la dictadura de su marido (1973-1990), cuando además le fueron cedidos 135 inmuebles y terrenos fiscales a lo largo de todo el país.

No obstante, la viuda del dictador, fallecido a fines del 2006, renunció al cargo el pasado agosto, después que en abril la Corte de Apelaciones de Santiago ordenó investigar la presunta malversación de caudales públicos en la Fundación, tras detectarse la venta o arriendo de los inmuebles en cuestión.

El pasado domingo, Lucía Hiriart fue ingresada en el Hospital Militar de Santiago, donde pasó la noche, a causa de problemas respiratorios y recibió el alta en las primeras horas del lunes.

Este año, también fue hospitalizada en marzo por una neumonía y en junio por una descompensación, según informaron entonces las autoridades del hospital.

Según el Ministerio de Bienes Nacionales, que denunció las presuntas irregularidades en Cema Chile, los negocios con bienes públicos habrían superado los 10 millones de dólares.

El pasado septiembre la justicia retuvo más de 1.300 millones de pesos chilenos (unos 1,9 millones de dólares) a Cema Chile, además de ordenar la retención de 28 vales vista (similares a cheques) tras el cierre de las cuentas corrientes que la institución tenía en el Banco de Chile.

Cema Chile fue creada en 1957 para ayudar a mujeres humildes a organizarse en centros de madres y trabajar de forma comunitaria para mejorar su situación, y tras el golpe de 1973 Lucía Hiriart asumió la presidencia y cambió los estatutos para ejercer el cargo a perpetuidad.

En el mes de agosto salió a la luz que la entidad transfirió fondos para financiar “gastos asociados” a la estancia de Augusto Pinochet en Londres, donde permaneció detenido en octubre de 1998 y marzo de 2000 a petición del juez español Baltasar Garzón, quien lo acusaba de crímenes de lesa humanidad.

El Gobierno británico finalmente le permitió regresar a Chile “por razones humanitarias”.

 

Fuente: EFE