Las 15 frases de Donald Trump en su entrevista con The New York Times

Durante la dura campaña electoral de Estados Unidos, Donald Trump tuvo una tirante relación con los medios de comunicación. Pero en particular, con el prestigioso The New York Times. Este martes, no obstante, mantuvo un encuentro con los principales responsables del diario, donde dejó algunas definiciones muy importantes tanto sobre su futuro gobierno como sobre la relación con ese medio.

La reunión, que había sido programada, luego cancelada por Trump y finalmente reconfirmada por el presidente electo, contó con la presencia de directivos, editores y reporteros del Times.

Durante el encuentro, el republicano sostuvo que el diario tuvo un trato “muy duro” contra su persona durante la campaña, pero aclaró que tiene un gran respeto por ese medio. “Tengo un gran respeto por el New York Times. (…) Tengo un respeto tremendo”.

En declaraciones con periodistas del NYT, Trump reiteró que no tiene la intención de investigar a Hillary Clinton por el escándalo de sus correos personales. “No quiero lastimar a los Clinton. (…) Ella pasó por mucho y sufrió mucho de muchas maneras diferentes”.

Con respecto a las primeras medidas que tomará a partir del 20 de enero, cuando asume el cargo, hizo referencia a la posibilidad de sacar a Estados Unidos del acuerdo multinacional sobre el cambio climático: “Lo estoy viendo muy de cerca”. Pero aclaró: “Tenga una mente abierta”.

A continuación, las 15 frases más destacadas que dejó Trump durante su entrevista con The New York Times:

-Pronunció una sólida defensa del nombramiento de Stephen K. Bannon como su asesor: “Si yo pensara que es racista o miembro de alt-right, o algo de eso, ni siquiera se me ocurriría contratarlo”.

-También se refirió a Breitbart News, medio que preside Bannon: “Breitbartes sólo una publicación. Cubre historias como usted. Ellos tienen ciertamente un papel mucho más conservador, para decirlo suavemente, que The New York Times. Pero Breitbart realmente es una organización noticiosa que ha tenido bastante éxito”.

-“No quiero lastimar a los Clinton, realmente no. (…) Ella pasó por muchoy sufrió mucho de muchas maneras”, se refirió respecto a una posible investigación sobre Hillary por el uso de los correos personales.

-“Alt-right no es un grupo al que quiero incentivar. (…) Y si están incentivados por mi, quiero investigar y descubrir por qué”.

-Repudió además el saludo de algunos de sus asistentes durante el fin de semana en Washington, donde extendieron sus brazos al estilo nazi: “Los rechazo y los condeno”.

-Se reconoció un lector “leal” del Times, pese a sus diferencias, y hasta se permitió bromear al respecto: “Viviría unos 20 años más si no lo hiciera”.

-Consideró que el periódico es “una joya mundial” y deseó que puedan tener una buena relación durante su gestión.

-Aseguró que podrá negociar con el Congreso, que tendrá mayoría republicana en ambas Cámaras, y destacó: “Ahora están enamorados de mí. Hace cuatro semanas no lo estaban”.

-Sobre política exterior, reconoció que el tema Siria es un problema que resolver. Remarcó la importancia de trabajar junto a Rusia para combatir al Estado Islámico y no preocuparse por forzar la salida de Bashar al Assad.

-Con relación al conflicto entre Israel y Palestina, confió que su yerno, Jared Kusner, “podría ayudar a negociar la paz”.

-“Me encantaría ser quien logre la paz entre Israel y los palestinos”.

-Confirmó además que está considerando al general James N. Mattis para ser el próximo secretario de Defensa.

-Trump volvió a referirse a la reunión que tuvo con Obama en la Casa Blanca y destacó la disposición del presidente para llevar a cabo una transición pacífica: “Creo que está buscando hacer lo correcto para el país en términos de transición”.

-Sobre los negocios privados que mantiene aseguró que es “extremadamente difícil” vender porque se trata de propiedades inmobiliarias. Reveló que entregó su gestión a sus hijos.

-Acerca de algunos conflictos que surgieron en torno a sus negocios, apuntó que la ley está de su lado y resaltó que el presidente no puede tener un conflicto de intereses. /Infobae