La oposición y la Iglesia venezolana repudiaron la actitud del Gobierno en los diálogos

Caracas.- El gobernador del estado venezolano de Miranda, Henrique Capriles, dijo que el presidente Nicolás Maduro ha incumplido los acuerdos suscritos en la mesa de diálogo, algo que el opositor consideró como una burla al papa Francisco, quien envió un mediador a estas conversaciones.

“Los venezolanos debemos decirle al Papa y al Vaticano que Maduro se ha burlado de ellos”, afirmó Capriles durante una alocución transmitida a través de Periscope.

El gobernador, dos veces candidato presidencial, aseguró que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha cumplido con todo lo acordado en la segunda plenaria del diálogo que concluyó el día 12 con la mediación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de monseñor Claudio María Celli como enviado del Papa.

“¿Cuál ha sido el resultado, qué ha hecho el Gobierno? Burlarse, se burló de usted su santidad, de la Iglesia, de monseñor Celli, un solo preso han liberado hasta esta hora”, continuó Capriles en alusión al diputado opositor Rosmit Mantilla, que fue puesto en libertad el pasado jueves tras más de dos años en prisión.

Según la MUD, los representantes del Gobierno en las negociaciones se comprometieron a liberar a varios opositores encarcelados antes del 6 de diciembre, día de la próxima plenaria en el proceso de diálogo político.

Además, el informe de la segunda plenaria que fue leído por Celli acuerda “superar” el estatus de desacato en que se encuentra el Parlamento, de mayoría opositora, y en razón de ello, la Cámara dio un paso atrás y cumplió una sentencia del Supremo que, en cambio, no ha levantado el “desacato” al Legislativo.

Lilian Tintori pidió levantar el diálogo porque “no dará resultados”

La esposa del opositor venezolano Leopoldo López Lilian Tintori pidió poner fin al dialogo que desde hace semanas mantienen el gobierno de Maduro y los opositores, por entender que “no ha dado resultados y no los va a dar”.

En Madrid, donde dio una rueda de prensa, Tintori se mostró crítica con ese “diálogo trampa” por considerar que está sirviendo para “abrazar a Maduro”, sin conseguir frutos a cambio, como el referéndum revocatorio del mandato del presidente y la liberación de presos políticos.

Por eso planteó que la oposición vuelva a las calles, a reclamar de manera pacífica – “vestidos de blanco” – que se abra un canal humanitario que haga llegar medicinas y alimentos, así como la puesta en libertad de 117 políticos presos y la celebración de elecciones.

Tintori se reunió en Madrid con el ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, después de que el pasado fin de semana viera en Roma al secretario de Estado vaticano, monseñor Parolin, a quienes ha explicado su punto de vista acerca de la coyuntura en Venezuela.

“Vivimos la peor crisis de la historia. Venezuela está en ruinas, hay escasez de alimentos y de medicinas. La gente busca comida en la basura, es una crisis que mata”, resumió la esposa de López, que está en la cárcel desde febrero de 2014.

La Conferencia Episcopal está descontenta con el desarrollo del diálogo

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Diego Padrón, aseguró que la institución religiosa “no está contenta con el desarrollo” del proceso de diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición, que comenzó el pasado 30 de octubre.

“Tampoco creo que lo esté la Santa Sede, y no estamos contentos precisamente porque el pueblo diría que más del 80 por ciento del pueblo venezolano tampoco está contento”, dijo Padrón al canal privado Globovisióndesde la ciudad del Vaticano.

Indicó que la forma en la que el Gobierno maneja su presencia en la mesa de diálogo “da esa impresión muy negativa” de que “lo controla todo y no reconoce el esfuerzo que ha hecho la Santa Sede, el Vaticano, de tener un representante del papa Francisco que nos ayuda, que nos facilita a alcanzar las metas del pueblo venezolano”.

Padrón manifestó que su opinión se basa en lo que ha podido percibir del pueblo venezolano y, en ese sentido, instó al Gobierno a cumplir los acuerdos de diálogo alcanzados el pasado 11 de noviembre en la mesa de diálogo.

“Fundamentalmente necesitamos dos cosas: la liberación de los presos políticos, que los hay y, en segundo lugar, la apertura de un canal humanitario de ayuda a todos los venezolanos que tienen necesidad de comida y sobre todo de medicinas”, puntualizó.

Fuente: Infobae