Fundación Trump admite que violó prohibición de hacer negocios, según diario

FILE - In this Feb. 27, 2008 file photo, The Washington Post building in Washington is shown. The Washington Post Co. reported a 69 percent jump in third-quarter profit Friday, Oct. 30, 2009, as its newspapers trimmed their losses and its cable TV and education divisions held steady.(AP Photo/Manuel Balce Ceneta, file)

Washington, 22 nov (EFE).- La fundación del presidente electo de EE.UU., Donald Trump, admitió que violó una normativa que prohíbe destinar fondos a negocios o intereses propios, informó hoy el diario The Washington Post.

Según el periódico, la Fundación Trump reconoció que incumplió esa ley, que impide a directivos de organizaciones sin ánimo de lucro usar el dinero de estas instituciones para fines propios o para ayudar a sus negocios o su familia.

La admisión aparece en la declaración de la agencia tributaria federal de EE.UU. (Internal Revenue Service, IRS), publicada a última hora del lunes en la web Guidestar, especializada en instituciones caritativas o sin ánimo de lucro.

Un portavoz de Guidestar confirmó que los formularios fueron divulgados por Morgan, Lewis and Bockius, el bufete de abogados de la fundación.

Según el diario, que no ha podido comprobar si los documentos han sido enviados al IRS, la agencia tributaria pregunta en los formularios si la fundación ha transferido “ingresos o activos a una persona descalificada”.

En ese contexto, una “persona descalificada” podría ser Trump -presidente de la fundación-, un miembro de su familia o uno de sus múltiples negocios.

A la pregunta, la fundación respondió con un “sí”, de acuerdo con el rotativo.

Otro apartado de la declaración pregunta si la fundación estuvo implicada en actos de negocios propios en años anteriores, y la contestación volvió a ser “sí”.

El incumplimiento de esa normativa puede acarrear penas que van desde la imposición de impuestos sobre bienes específicos al requerimiento de que los dirigentes de la fundación devuelvan el dinero que la institución ha desembolsado en su nombre.

La oficina del fiscal general de Nueva York está investigando la fundación del magnate neoyorquino, después de que el Post desvelara durante la campaña presidencial casos de un posible incumplimiento de la ley que se remontan a 2007.

Un portavoz del fiscal general, Eric Schneiderman, rehusó hacer comentarios sobre la citada declaración de la renta y se limitó a indicar que en su departamento hay una investigación “en curso”.

La Fundación Trump existe desde 1987 y, según el diario, esta parece ser la primera vez que admite haber violado la mencionada ley.

El pasado septiembre, el Post publicó que Trump utilizó más de un cuarto de millón de dólares de su fundación para pagar demandas contra él vinculadas a acciones con fines de lucro.

Según el rotativo, que publicó documentos que apoyan esa información, el multimillonario traspasó 258.000 dólares destinados a actividades caritativas para atajar casos legales.

En uno de los casos, el Club Mar-a-Lago, propiedad del multimillonario, se enfrentó en 2007 a una multa de 120.000 dólares a la ciudad de Palm Beach (Florida), donde se encuentra, como resultado de una disputa sobre el tamaño de un asta de bandera.

Para finalizar el pleito, el gobierno local acordó dejar sin efecto esas multas si el club de Trump donaba 100.000 dólares a una organización benéfica específica para veteranos de guerra.

En su lugar, el magnate envió un cheque de la fundación, una organización benéfica financiada casi en su totalidad por el dinero de otras personas, según los registros fiscales.

En otro caso, uno de los campos de golf de Trump en Nueva York resolvió una demanda haciendo una donación a la organización de caridad elegida por el demandante, un golfista que ganó un millón de dólares en un torneo, pero al que se le negó el premio.

En concreto, el enojado golfista logró 158.000 dólares pagados por la Fundación Trump, de acuerdo con los mismos registros.

Fuente: EFE