Biden empuja a Clinton en Nevada y a los demócratas para recuperar el Senado

Washington, 13 oct (EFE).- El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, viajó hoy a Las Vegas, Nevada, uno de los estados clave para los comicios presidenciales de noviembre, para empujar a la demócrata Hillary Clinton en su carrera hacia la Casa Blanca, pero también para aupar a los demócratas para recuperar el control del Senado.

La campaña de la exsecretaria de Estado está centrando sus esfuerzos en algunos de los territorios más disputados, según las encuestas, y uno de ellos es precisamente Nevada, considerado estado bisagra y donde además su partido se juega un importante asiento para la Cámara alta.

Consciente de la relevancia de ganar en Nevada, que reparte 9 de los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Presidencia, Biden acudió hoy a Las Vegas para impulsar tanto a Clinton como a la aspirante demócrata al Senado por ese estado, Catherine Cortez-Masto.

El vicepresidente atacó al rival de Clinton, el republicano Donald Trump, quien en los últimos días ha sido objeto de una ola de acusaciones por acoso sexual que están minando su campaña.

Biden aseguró ante los asistentes que la grabación en la que el magnate utiliza un lenguaje vejatorio y misógino contra las mujeres es “un acoso sexual de manual”, pero advirtió que Clinton no debe ganar sólo por eso.

“Lo que me molesta es que los expertos estén diciendo que está ganando porque el otro tipo es muy malo”, consideró en referencia a Trump y la subida en los sondeos que está experimentando la candidata demócrata.

“No es suficiente que gane por lo poco calificado que está su oponente, tenemos que hablar de lo que ella es capaz, de aquello por lo que ella se preocupa, de lo que es prioritario para ella”, dijo el vicepresidente, acompañado por la aspirante al Senado.

Biden aseguró que el presidente Barack Obama, quien hará campaña por Clinton mañana en Ohio, sacó al país “de la crisis hacia la recuperación” y consideró que Clinton será la encargada de “escribir el siguiente capítulo”.

Además, hizo hincapié en la variedad de culturas que representa el estado de Nevada y que es, según subrayó, muestra de lo que hace a Estados Unidos “tan único”.

“Las personas que vienen aquí son personas que tienen coraje. Son optimistas. Ellos creen”, aseguró el vicepresidente sobre los inmigrantes, en un territorio con un alto porcentaje de población latina y cuyo voto puede resultar fundamental.

Acompañado de Cortez-Masto, Biden recordó la importancia de que la aspirante al Senado sea elegida y los demócratas puedan hacerse con el estado no solo para ayudar a Clinton a llegar a la Presidencia, sino para recuperar la mayoría de la Cámara alta.

La mayoría de los asientos del Senado en juego este noviembre ahora están en manos de los republicanos, y ellos tienen que defender su hegemonía, pero en Nevada ocurre lo contrario, ya que Cortez-Masto se presenta para ocupar el asiento del líder de la minoría demócrata, Harry Reid, que se retirará al final de este ciclo.

La victoria o no de los demócratas en ese estado podría marcar la diferencia entre tener o no el control de la Cámara alta, algo de vital importancia para el partido de cara a la nueva Presidencia, sobre todo por las pocas opciones que tienen de recuperar la mayoría en la Cámara de Representantes, también en manos republicanas.

La visita de Biden llegó apenas horas después de que Clinton visitara el estado, también de la mano de la aspirante al Senado.

En su aparición, la exsecretaria de Estado arremetió de nuevo contra su rival, de quien dijo “está desesperado y solo le queda la pura negatividad”.

“No podemos dejar que represente a nuestro país. Lo tengo que decir, no me importa lo que dice de mí, me importa lo que dice de ustedes, y de todas las personas en este país”, dijo Clinton en alusión al escándalo sexual de Trump de los últimos días.

 

Fuente: EFE