Merkel pide reducir la inmigración ilegal a Europa

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió el martes a la Unión Africana (UA) que aumente sus esfuerzos para reducir la inmigración ilegal hacia Europa y aseguró que África se convertirá en una prioridad durante el turno de presidencia de su país en el G20, el próximo año.

“África está ganando una importancia global. Por esta razón, deberíais permanecer unidos”, afirmó en su visita a esta institución, ubicada en la capital etíope.

Merkel reclamó a los Estados africanos un mayor esfuerzo para poner fin al éxodo de jóvenes que abandonan el continente con la esperanza de encontrar una vida mejor en Europa. La mandataria consideró que los países africanos también deben aumentar sus esfuerzos en la lucha contra el yihadismo, mediante la introducción de reformas democráticas y económicas.

En la sede de la Unión Africana la canciller anunció que a mediados de 2017 se celebrará en Berlín una conferencia enfocada en inversión privada y logística. Además, inauguró un edificio financiado por Alemania en Addis Abeba.

La importancia de la juventud

La emigración de jóvenes africanos hacia Europa fue también uno de los temas que la canciller abordó en su reunión posterior con el primer ministro de Etiopía, Hailemariam Desalegn. El mandatario se comprometió a ayudar a Alemania a contener el flujo de refugiados y recordó que Etiopía es uno de los países que mayor número de refugiados acoge en el mundo, procedentes principalmente de las vecinas Somalia y Sudán del Sur.

“Etiopía es uno de los principales lugares de acogida para los refugiados… El primero en África, con 780.000 refugiados. Creo que Alemania nos puede apoyar en esto”, dijo Desalegn.

Etiopía firmó recientemente un acuerdo de 500 millones de dólares con la Unión Europea y el Reino Unido por el que se construirán parques industriales que darán empleo a 30.000 refugiados.

La canciller alemana concluye hoy en Etiopía una gira africana que le ha llevado también a Mali y Níger, donde su visita se ha centrado igualmente en combatir el éxodo de personas desde estos países y firmar acuerdos bilaterales para frenar las migraciones. La última gira africana de Merkel tuvo lugar en 2011, cuando la canciller visitó Kenia, Angola y Nigeria.

Fuente: dw.com