Uribe pide a Congreso investigar supuestos negocios para reelección de Santos

El movimiento Uribe Centro Democrático (UCD) pidió al Congreso que investigue al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, por el presunto reparto de cargos y beneficios a legisladores a cambio de apoyo a su reelección, anunció hoy su antecesor, el expresidente Álvaro Uribe.

La denuncia fue presentada hoy ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes por el periodista Ernesto Macías, candidato al Senado en las elecciones de marzo de 2014 por el UCD, afirmó Uribe en una declaración a la prensa en Bogotá.

Santos, que fue ministro de Defensa de Uribe, de quien luego se distanció, anunció hace un mes su intención de buscar la reelección en los comicios presidenciales del 25 de mayo de 2014.

Según Uribe, la información que sustenta la denuncia, titulada “El carrusel de la reelección”, está contenida en 667 folios y un disco compacto con 1.975 currículos de legisladores y funcionarios.

“De acuerdo con esa información, la Presidencia de la República ha entregado 1.968 cargos directivos a congresistas, 597 contratos de prestación de servicios; aparecen 164 congresistas”, dijo Uribe, cabeza de lista al Senado de su movimiento político en las próximas elecciones.

En opinión del expresidente, que gobernó Colombia en el periodo 2002-2010 y catapultó a Santos a la presidencia, la información entregada hoy al Congreso “muestra claramente el truque en que se le dan al congresista unos cargos y al mismo tiempo se le exigen unos votos”.

Citó el caso de la caja de previsión Caprecom, del sector de la salud, de la que dijo que “un congresista tiene todos los cargos directivos, maneja toda la entidad”.

Igualmente mencionó al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), que según Uribe “no está al servicio del sector agropecuario sino de un congresista que tiene 48 cargos” en ese organismo y que según agregó, los está repartiendo en el país.

El exmandatario añadió que próximamente se entregará a la Comisión de Acusación otra información sobre ayudas parlamentarias supuestamente entregadas por la Presidencia a congresistas y llamadas “cupos indicativos”, por un valor total de 2,5 billones de pesos (unos 1.288 millones de dólares) “que algunos manejan honorablemente y otros se los roban”.

“Se ha llegado al extremo de que algunos venden los cupos indicativos”, agregó el expresidente, quien se abstuvo de revelar nombres de los congresistas supuestamente implicados en los dos casos.

La Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes está compuesta por 15 miembros y es la encargada de preparar proyectos de acusación cuando hay causas contra el presidente, los magistrados de la Corte Constitucional, de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado.

Igualmente puede acusar a los miembros del Consejo Superior de la Judicatura y al fiscal general de la nación.

Históricamente los únicos gobernantes colombianos que han sido llamados a declarar y escuchados por la Comisión de Acusación son los expresidentes Gustavo Rojas Pinilla, Ernesto Samper y Uribe. EFE