ONU: la desnutrición amenaza a 1.500.000 niños en Filipinas

Responsables de Naciones Unidas advirtieron el viernes que 1.500.000 niños filipinos podrían sufrir desnutrición como consecuencia del tifón que asoló el archipiélago.

“Estoy muy preocupada sobre el cerca de millón y medio de niños que corren el riesgo de desnutrición y de las cerca de 800.000 mujeres embarazadas o en amamantamiento que necesitan ayuda alimentaria”, declaró desde Nueva York Valérie Amos, jefa de operaciones humanitarias.

Cerca de quince días después de la catástrofe que dejó más de 5.200 muertos, la ONU ha revisado al alza la ayuda financiera indispensable, que pasa de 301 millones de dólares a 348 millones.

La responsable explicó que 4.000.000 de personas se han quedado sin alojamiento en las nueve provincias afectadas por el tifón el 8 de noviembre.

Según una vocera de la ONG Save the Children, Abril Sumaylo, los niños afectados por el tifón de una manera u otra, ascendería a más de tres millones. El desastre ha destruido los medios de subsistencia de millones de personas, cultivadores, comerciantes o pescadores.

“Hemos hablado con niños que han perdido a sus padres. Algunos explican que deben escarbar entre los escombros para encontrar algo que comer y agua. Es algo muy perturbador para ellos”, dice Abril Sumaylo.

El desastre en cifras

El número de víctimas mortales por el paso del tifón Haiyan ascendió a 5.209, indicó hoy el Consejo Nacional para la Reducción de Riesgo y Gestión de Desastres.

El ministro del Interior de Filipinas, Mar Roxas, informó en una rueda de prensa televisada de la agencia gubernamental de que 4.919 de las víctimas mortales pertenecen a la región de Bisayas Oriental, la más afectada por el tifón y las restantes 290 en el resto del país.

Roxas concretó que las localidades con más fallecidos son Tacloban, Tanauan y Paló, todas ellas en la provincia de Leyte.

El ministro señaló que es muy probable que el número de víctimas aumente porque los equipos de rescate aún buscan cadáveres.

El Consejo Nacional para la Reducción de Riesgo y Gestión de Desastres informó en su único boletín de este viernes que son más de 10 millones de personas las afectadas por el tifón Haiyan, y de que más de 4 millones se habían visto forzadas a desplazarse, de las que 381.022 estaban en 1.529 centros de evacuación.

Más de 1.000.000 de viviendas habían resultado dañadas, de las que unas 536.000 quedaron completamente destruidas.