Países árabes y africanos se comprometen a impulsar vínculos económicos

Los países árabes y africanos que participaron en la III edición de la cumbre que reúne a países árabes y de África, celebrada en Kuwait, se comprometieron hoy a impulsar sus vínculos económicos, sobre todo en el ámbito de las inversiones.

En el comunicado final de la cita, que terminó hoy, los participantes expresaron su “apoyo total” a la integración regional entre África y los países árabes a través del aumento del comercio y de la inversión para estimular el desarrollo económico y social.

Asimismo, pidieron que se faciliten las condiciones para la inversión y el intercambio comercial, y que se promuevan los proyectos comunes en energías renovables.

Los participantes insistieron en la necesidad de aumentar el papel del sector privado y la sociedad civil en esas regiones, en el desarrollo económico y en la elaboración de programas de cooperación.

Asimismo, se comprometieron a ampliar la cooperación en los sectores rurales y agrícolas, de las infraestructuras para garantizar el transporte, el agua y las telecomunicaciones, así como en los ámbitos de la sanidad, la enseñanza y la investigación científica.

A esta cumbre han acudido numerosos jefes de Estado y primeros ministros de más de setenta países árabes y africanos, así como los máximos responsables de la Liga Árabe y la Unión Africana.

El comunicado final pidió también un reforzamiento de las relaciones diplomáticas entre las partes, sobre todo en las organizaciones internacionales, para coordinar posturas y desarrollar políticas conjuntas en los asuntos de interés común.

Los países árabes y africanos expresaron su preocupación por los conflictos que viven algunos de ellos y condenaron el terrorismo y el crimen organizado a escala internacional como la inmigración ilegal y el tráfico de drogas y de armas.

Al margen de la cumbre, Kuwait decidió hoy aumentar a 2000 millones de dólares su iniciativa de financiación de proyectos de desarrollo e infraestructuras en diversos países africanos, y la mitad de esa cantidad será presentada en forma de inversiones y la otra como créditos blandos. EFE