Inspectores de la ONU investigan ataques químicos en siete sectores

Inspectores de las Naciones Unidas continuaron con su investigación en Siria sobre el supuesto uso de armas químicas, que incluirá siete lugares y de la que esperan elaborar un informe antes de finales de octubre.

Esta nueva inspección sobre el terreno, la segunda tras la efectuada el pasado agosto, está previsto que concluya el próximo lunes. El director del equipo, el científico sueco Ake Sellström, afirmó que están aplicando los mismos “métodos y técnicas de determinación de los hechos imparciales” que en su primera visita.

Entre los siete lugares en los que la ONU ha visto justificada una inspección figura Jan al Asal, en la provincia septentrional de Alepo, que fue blanco de un ataque el pasado 19 de marzo. También está la zona de Guta, en la periferia de Damasco, donde la oposición siria acusó al régimen de haber matado a más de mil personas en un ataque químico el pasado 21 de agosto.

Los expertos, que llegaron hace dos días a Damasco, pertenecen a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). Esta inspección coincide con un atentado en las afueras de Damasco con coche bomba que hoy causó decenas de muertos.