Rousseff: “EEUU quebró derecho internacional con espionaje”

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, denunció este martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York, el espionaje por parte de Estados Unidos, y dijo que “semejante injerencia es un quebrantamiento del derecho internacional y una afrenta”, que no puede justificarse en la lucha contra el terrorismo.

“Brasil sabe cómo defenderse. Nosotros repudiamos, no protegemos a organizaciones terroristas, somos una democracia rodeada por democracias pacíficas que respetan el derecho internacional. Vivimos en paz con nuestros vecinos desde hace más de 140 años”, sostuvo la mandataria.

Destacó que este espionaje “ha generado enojo y repudio” en todo el mundo y señaló que ha afectado especialmente a su país porque se interceptaron comunicaciones de la oficina de la Presidencia, de la misión brasileña ante la ONU e incluso informaciones “de alto valor económico e incluso estratégico”.

En una referencia a su pasado como militante de oposición a la dictadura militar brasileña, Rouseff dijo que “al igual que otros muchos latinoamericanos”, luchó “de manera directa contra el autoritarismo y las actuaciones arbitrarias”. Recalcó que si no hay un respeto a la privacidad “no hay una verdadera democracia”.

“Sin el respeto a la soberanía no hay una base para relaciones adecuadas entre las naciones. Lo que tenemos ante nosotros es un caso serio de violación de derechos humanos y de libertades civiles, un caso de invasión de privacidad e irrespeto a la soberanía nacional de mi país, se lo hemos comunicado al gobierno de Estados Unidos exigiendo una respuesta y que tome acciones respecto a esto y para que esto no se repita”, enfatizo Rousseff en un encendido discurso en el plenario de líderes mundiales.

La Presidenta advirtió que el “ciberespacio no puede ser utilizado o manipulado como arma de guerra a través del espionaje, sabotaje”.

En ese marco, dijo que su país buscará “establecer un marco civil multilateral para la gobernanza y utilización de internet y protección eficaz de los datos que viajan a través de internet”.

En ese sentido pidió a la ONU “reglamentar como corresponde la conducta de los Estados en cuanto a la utilización de estas tecnologías”.

Documentos filtrados por Edward Snowden y publicados en la prensa indican que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) espió comunicaciones de Rousseff y la petrolera estatal Petrobras, que tiene gigantes yacimientos descubiertos en aguas brasileñas.

La gobernante suspendió una visita de Estado a Washington prevista para el 23 de octubre tras esas revelaciones.