En Siria se cometen graves crímenes contra los civiles, según informe

La comisión de investigación para Siria creada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que instó al Consejo de Seguridad del organismo a buscar una solución política para esta guerra civil, afirmó este miércoles en Ginebra que las tropas del régimen sirio cometen graves crímenes contra los civiles.

Las tropas del Gobierno dispararon indiscriminadamente contra zonas residenciales, según el informe. Además, son culpables de torturas, asesinatos, fusilamientos, violaciones y saqueos. Con toda la fuerza del Estado, la dictadura siria ha utilizado todas las armas a su alcance para aplastar a la oposición.

El informe no incluye las consecuencias del ataque químico que el 21 de agosto mató a más de 1.300 personas, entre ellas cientos de mujeres y niños, puesto que su investigación se refiere al período que va desde mediados de mayo a mediados de julio.

La mayor parte de los ataques se produjo con armas convencionales, pero tras el uso de armas químicas, es cada vez más urgente poner fin a la guerra, afirmaron los expertos independientes durante la presentación de su último informe.