Israel lanzó un misil de prueba en el Mediterráneo

Rusia elevó el nivel de alarma este martes tras detectar el lanzamiento de dos “objetos” balísticos desde el centro del Mediterráneo hacia la zona oriental de este mar, donde se encuentra Siria. Pero Israel dijo más tarde que había llevado a cabo una prueba de misiles conjunta con Estados Unidos.

Las primeras noticias de las agencias rusas sobre el lanzamiento alteró los mercados financieros, dado que Estados Unidos ha estado preparando una posible ofensiva militar en Siria después de un supuesto ataque con armas químicas del que responsabiliza al régimen de Bashar Al Asad.

No obstante, el Ministerio de Defensa israelí confirmó que a primera hora de hoy realizó una prueba con un nuevo misil y que ésta tuvo lugar con el conocimiento y la colaboración de la Administración estadounidense de Defensa Antimisiles (MDA por sus siglas en inglés).

La prueba incluyó el lanzamiento de un misil del tipo “Ancor”, que sirve como señuelo para las pruebas del sistema antimisiles “Jetz” (Arrow), según fuentes del departamento de Defensa.

La nota precisa que la prueba fue realizada “en el Mar Mediterráneo y desde un polígono de la Fuerza Aérea en el centro del país”, desde donde los radares israelíes siguieron su trayectoria.

El “Ancor”, en sus diferentes versiones, sirve a Israel como blanco para sus pruebas con el escudo antiaéreo “Jetz”, que desarrolla con financiación estadounidense para interceptar misiles balísticos enemigos.

Producido por la empresa Rafael y también en uso por EE.UU. -que lo fabrica de forma independiente con licencia-, el “Ancor” hace las veces de misil balístico y en pruebas anteriores ha sido disparado desde un avión F-15 a gran distancia.

Rusia se opone a toda intervención militar extranjera en la guerra civil siria y un funcionario del Ministerio de Defensa había criticado antes a Estados Unidos por desplegar buques de guerra en el Mediterráneo.